jueves, 22 de septiembre de 2016

Reseña || {Neuseeland Saga II} La canción de los maoríes

Título original: Das Lied der Maori
Autor: Sarah Lark
Traducción: Susana Andrés
Libro: 2/3
Formato: Tapa blanda con solapas
Páginas: 704
Género: Ficción, Romance


Sinopsis: Tras el éxito de En el país de la nube blanca, un fenómeno del boca a boca, sin precedentes en lengua española, que ha convertido a Sarah Lark en un auténtico fenómeno editorial, llega ahora la esperada continuación de esta inolvidable saga familiar, ambientada en el exótico marco de Nueva Zelanda.

En La canción de los maoríes, las primas Elaine y Kura forjan su propio destino entre las raíces inglesas y la llamada del pueblo maorí. En tiempos convulsos, vivirán los vaivenes de una tierra comparada con el paraíso a la que llegan misteriosos desconocidos decididos a quedarse.
Dando click podrán ver las reseñas disponibles en el blog
Lo malo con este libro fue que es básicamente En el país de la nube blanca, pero con niñas nuevas. Las protagonistas del primer libro son Helen y Gwyneira, y la historia va de cómo se enfrentan a su marido/suegro porque son hombres abusivos y machistas, mientras tanto la autora aprovecha para hablar de la historia y geografía de Nueva Zelanda. Como novedad me gustó, Sarah Lark describe con mucho amor el país y yo me la creí totalmente de su belleza. Lo malo es que una segunda tanda de lo mismo es cansado, tuve suerte de no haber encontrado La canción de los maoríes al mismo tiempo, porque me habría saturado. Algo que no es fácil de superar cuando hablamos de libros de más de 700 páginas.

Los personajes. En principio están bien, sus personalidades están muy bien establecidas y pocos pecan de tópicos. Lo malo es que son tan definidos que me cansaron un poco; no llevé la cuenta, pero pasaron como diez años en esta historia y no puedo decir que alguno haya dado muestras de madurez. Tampoco sería tan grave si los protagonistas no hubieran sido unos niños, pero yo esperaba que les pasara algo a sus mentalidades luego de haber pasado la adolescencia. 
Otra cosa fue que los dramas de las protagonistas no me gustaronEn especial el de Elaine, la hija de Fleurette y Ruben; por lo tanto nieta tanto de Helen como de Gwyn. Yo creía que su personaje iba de camino a convertirse en una mujer "fuerte e independiente", pero al final no pasó nada de eso, si no todo lo contrario. Le viene perfecta la palabra "enamoradiza" y me cayó especialmente mal porque me recordaba a una amiga que sufre cada tanto por lo mismo, mi razón personal para aborrecer los personajes así.
Kura-maro-tini es hija de Paul con Marama, por lo que es la heredera de Kiward Station. Podría decir que lo malo de ella es que era engreída y mimada, pero nadie ha dicho que las protagonistas tengan que ser simpáticas. Lo que no me gustó fue su simpleza extrema, su personaje gira alrededor de una sola descripción: cantante de belleza exótica. No hay nada más que decir sobre ella.

Sobre los protagonistas masculinos seré muy breve, porque son el tipo de personaje que todos conocemos; no mencionaré cómo se relacionan con las protagonistas para evitar spoilers, aunque en realidad es muy obvio. Tenemos al esposo malo y violento (Joe Sideblossom), el hombre amable y comprensivo que va a conquistar a la pobre chica traumada (Tim Lambert) y al coqueto que hace de las suyas (William Martyn).

La trama. En realidad no está mal, prácticamente leí el libro en un día y tomando en cuenta que no me llamaba mucho...pues son buenas noticias. La narración es muy ligera, a lo que ayuda el hecho de que Sarah Lark tuviera la intención de no ser muy minuciosa en los detalles, por respeto a los descendientes de las personas que vivieron las historias verdaderas.

Ahora, yo me habría sentido muchísimo mejor con la novela si hubiera tenido una carga dramática más sutil. Como ya dije antes, los dramas de las chicas me cansaron y los finales no valieron la pena. Lo que más me gustó fue ver a los protagonistas del libro anterior en sus versiones más adultas, aunque también les eché en falta la edad. Gwyn actuaba como si todavía tuviera veinte años, a pesar de que en este libro se convirtió en bisabuela y llevaba unos diez años dirigiendo Kiward Station. No sé por qué su personaje perdió su "agresividad", aquí está completamente doblegada a las voluntades de la nieta y del jefe maorí Tonga.

Lo bueno es que el lado maorí de la sociedad de Nueva Zelanda estuvo más presente, además de hablar sobre las comunidades mineras y sobre ambas islas, porque en la primera parte se centró mucho en el área rural y la colonización inglesa.

En resumen, La canción de los maoríes fue la secuela por excelencia: más de lo mismo. Lo bueno es que si se mira como novela romántica no estuvo mal.
Y ustedes, ¿lo conocían?
¿Se les antoja?
Angie

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯