sábado, 13 de mayo de 2017

Reseña | {Las Crónicas de Narnia III} El caballo y el muchacho

Título original: The horse and his boy
Autor: C.S. Lewis
Traducción: Gemma Gallart
Ilustraciones: Pauline Baynes
Libro: 3/7 (cronológico)
Formato: Tapa blanda
Páginas: 286
Género: Fantasía, Infantil



Sinopsis: Narnia... el lugar donde los caballos hablan...donde se maquina una traición...donde el destino aguarda su momento.
Dos fugitivos se encuentran en un viaje desesperado y, con la ayuda de Aslan, aúnan sus fuerzas no sólo para huir sino también para evitar la conspiración que pretende arrebatar el país y los territorios circundantes al rey Archenland. Pero una batalla terrible deciditá su destino y el de Narnia.

Narnia, la tierra donde todo puede suceder.
Buy The Book Now at The Book Depository, Free Delivery World Wide


Dando click podrán ver las reseñas disponibles en el blog
Mi Opinión
Comenzaré con un recordatorio de cómo ha sido leer Narnia para mi. Conocí el mundo a través de las películas y, como me gustó, decidí que tenía que conocer su origen. Hace unos dos o tres años leí El sobrino del mago en la biblioteca y recuerdo que me gustó; este año repetí la experiencia y no me fue tan bien como me esperaba, le vi más cosas malas que buenas, aunque en general no fue mala lectura. Creí que iba a recuperar la magia que Narnia despertaba en mí con El león, la bruja y el armario; sorpresa, no fue así e incluso le perdí un poco del gusto a la película. Llegados a este punto, ya estaba arrepintiéndome de haberlos comprado todos. Pero ya los tenía, mínimo iba a leerlos, ¿no? Santo remedio, El caballo y el muchacho llegó a salvar el día. Este libro me dio una primera impresión muy buena, lástima que después de analizar la lectura le encontré muchas cosas malas. 

Los personajes. No son una mejora enorme, pero les noté un trasfondo más rico y variado...eso no significa que dejaran de ser estereotípicos. Bree y Shasta son nuestra pareja principal, la que da nombre al libro. Bree es un caballo narniano, por lo tanto puede hablar, aunque lo secuestraron cuando era un potrillo y lleva toda su vida en Tashbaan, donde lo criaron para ser un caballo de guerra. Ésta crianza hizo de Bree un caballo orgulloso y algo prepotente, con tendencia a menospreciar las opiniones de sus compañeros por su 'falta de experiencia'. Shasta es un huérfano, lo rescataron de un bote cuando era un bebé y desde entonces vive bajo el yugo de un pescador, que se convirtió en su padre adoptivo. En cuanto a su personalidad, acabé el libro y no me quedó muy clara; es muy humilde, pero no por eso acepta que lo degraden, y no diría que es valiente, aunque en algunas partes del libro muestra un gran valor.
l
-¿Y qué le sucedió a la muchacha a la que drogaste?-preguntó Shasta.
-Sin duda fue azotada por quedarse dormida-respondió Aravis con frialdad-; pero era un instrumento y espía de mi madrastra. Me alegro mucho de que le pegaran.
-En mi opinión, eso no fue muy justo-dijo el muchacho.
-No hice ninguna de estas cosas para complacerte a ti-respondió Aravis.
l
Aravis es la otra niña de la historia y Hwin el otro caballo. Aravis creció en la nobleza de Calormen y actúa con la altivez a juego, como bien lo muestra en el fragmento de aquí arriba. Su desarrollo personal debió ser el más bonito, porque la idea de los libros de Narnia es que sean cuentos infantiles, y pues los cuentos suelen mostrar cómo las personalidades antisociales son malas. Pues Aravis cambió su comportamiento cuando empezó a darle problemas, luego de una regañina. Eso sí, ésta muchacha era valiente y no toleraba que nadie (excepto Aslan) le dijera lo que 'le conviene'. 
Hwin, por su parte, fue el animalito lindo y el miembro sencillo del grupo. Bree y Aravis se creían la última coca del desierto, Shasta les seguía la corriente, y Hwin estaba ahí para ser ella misma. Por esta razón fue mi personaje favorito, Hwin no tenía un grandioso destino o una familia noble, y eso para ella no tenía ni tantita importancia; mientras sus amigos estuvieran a salvo, el plan de Hwin era vivir a su bola.

La trama. Es más detallada, quizá porque abarca un periodo de tiempo menos extenso que el libro anterior. Además, su héroe no tiene TODO servido en bandeja de plata, Shasta tuvo que esforzarse para llevar su trasero de un lado a otro. Y aunque conserva esa maña de involucrar a Aslan de manera conveniente, es menos...irracional. Sí es algo aleatorio, o al menos esa sensación me daba que apareciera en una situación y no en otra, porque lo único que saco de la situación es pensar que Aslan es MUY caprichoso. No es el fin del mundo, todo parece indicar que de hecho sí es caprichoso; pero vamos, se supone que es el dios de Narnia y que sus adjetivos son 'benevolente' y 'justo'.
l
El jefe de los hombres rubios señaló de repente a Shasta, gritó: "¡Ahí está! ¡Ahí está nuestro fugitivo!", y agarró al muchacho del hombro. Casi de inmediato asestó  Shasta un bofetón; no uno cruel para arrancar lágrimas sino uno seco para dar a entender que uno ha caído en desgracia.

Eso sí, los villanos siguen siendo una caricatura. La narrativa no se quedó atrás. No voy a decir que está mal, de hecho se me hizo divertido y muy rápido de leer, creo que me lo devoré en una sentada o dos. Pero la historia en sí queda definida desde el comienzo y los retos que enfrentan los protagonistas se sienten medio irrelevantes; es decir, sí es obvio y queda claro que sufrieron durante el viaje, pero también era obvio que se iban a salir con la suya y en el momento en que eso quedó en duda...adivinen...apareció Aslan.

Le concedo que al final hizo algo interesante y que el mundo fantástico que alberga a Narnia está creciendoIgual podría decirse que la moraleja es linda, con todo y que recurre a unos estereotipos muy feos, que no quiero dejar sin mencionar. Todo lo que he leído de Narnia tiene una base muy sólida en la división de roles, el bien y el mal, los niños y los adultos, Narnia y todo lo demás. Entiendo que son ¿cuentos? y que fueron publicados hace como sesenta años, pero no puedo evitar leerlos con mi mente de 2017. Es caricaturesco, esa palabra que no quiero soltar; si el personaje en cuestión no es caucásico y de temperamento noble (a.k.a. narniano), obviamente que le va a ir mal; si el personaje es un animal típicamente 'malvado', pues obvio que está corrupto.

El caballo y el muchacho no fue la excepción y donde más me molestó fue en Aravis. Ésta chica era de armas tomar, en el momento en que su padre quiso casarla a su gusto se escapó de casa y hasta mostraba desprecio por otras mujeres 'débiles' de carácter. Sí era altiva, ¿pero eso qué? Era sobre todo una niña con una idea de independencia tan fuerte, que antes prefería estar muerta que ser sometida. La moraleja de su historia pudo quedarse en la regañina, después de la cual se mostró menos arisca (god save us de las mujeres que no son nidos de amor, ¿verdad?). Pero no, Aravis tuvo que casarse al final. Porque obviamente eso hacemos las mujeres. Y es una oportunidad de reivindicación que me da tanto coraje... Aravis pudo ser el salvavidas de todos los personajes femeninos de Narnia, y se quedó a medias.


En resumen, El caballo y el muchacho me supuso una mejora a lo que he leído hasta el momento sobre Narnia, aunque está lejos de ser perlita de mi devoción. Le concedo que ya hay más variedad y que hubo intentos de elementos excelentes.
Y ustedes, ¿lo han leído? ¿Qué les pareció?
Si no, ¿se les antoja?
⊱Angie⊰

4 comentarios:

  1. ¡Hola bonita!
    Leí la saga hace un par de años y no recuerdo todo con mucho detalle, pero coincido en que los personajes son bastante estereotipados y que Aravis no me convenció del todo. Igual la historia es simple y muy bonita :)
    Tengo que ver las películas, increíblemente todavía no lo he hecho.
    Un besoooooooo :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Arwen!
      Todas las historias de Narnia son simples y bonitas xD no sé por qué lucho tanto contra verlas como cuentos. Pero es que siempre tienen alguna cosa que me rechina con fuerza, en este caso fue todo el asunto con Calormen, y Aravis en especial. Igual no sé por qué juzgo tan duramente a Lewis por ser machista y racista, si cuando leí a Tolkien lo dejé pasar.
      ¡Mira las películas! Hace muchísimo que no las veo, pero las recuerdo con cariño.

      Nos leemos~

      Eliminar
  2. He llegado a una conclusión con los libros de Narnia, y es que sí tienes que estar peque para enamorarte de ellos. Yo los leí muy chica y los amé, pero después traté de releerlos y ya no encontraba esa "magia". Y siempre que veo reseñas, noto que los demás tampoco encuentran esa cosa especial que yo hallé cuando tenía 13 años :(
    Un abrazo,
    Montse :D
    http://losmillibros.blogspot.mx
    http://365diasconmon.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Sí :c se me hace una pena enorme, porque los empecé a leer con muchísima ilusión y ganas de amarlos, pero pues no fue así. Quizá los lea en un par de años con una primita postiza, igual y a través de sus ojos le encuentro eso tan bonito que se supone que tienen. Por lo pronto, pasan.

      Nos leemos~

      Eliminar

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯