viernes, 20 de febrero de 2015

Reseña de: El Golem


Título original: Der Golem
Autor: Gustav Meyrink
Ilustrado por Santiago Valenzuela
Género: Ficción, Gótico, Misterio, Mitología

Sinopsis: El Golem recoge una antigua leyenda relacionada con el gran rabí Loew de Praga (1512-1609) y con imágenes vigorosas evoca los misterios del gueto de Praga. El Golem es una figura de arcilla animada por obra de la cábala, para defender a los judíos, pero que se escapa fácilmente del control y provoca catástrofes.

Lo que podría ser sólo una extravagancia gratuita, sin más interés que el de un relato bien contado, adquiere significado simbólico: el Golem personifica a los autómatas humanos, que crean la sociedad moderna. Lo mismo que el Golem, el hombre moderno realiza la parte a él asignada contra su propia voluntad y con un rigor atroz. A este pesimismo fundamental, la novela añade un continuo misterio, una atmósfera de errores trágicos en los que juegan enigmáticos cabalistas, una metafísica expedita pero dramática ("la boca de cada hombre se convierte en la boca de Dios si creéis que sea la boca de Dios").

Esta habilidad para crear una visión turbulenta y grandiosa tiene su mejor realización en El Golem. Meyrink se inspiró en las descripciones de la gran ciudad de Charles Dickens, a quien había traducido, para recrear la atmósfera urbana de Praga.

Ha sido objeto de múltiples estudios que exceden la literatura: filosofía, religión, ocultismo, alquimia, magia, cábala.

El mismo año de su publicación fue adaptada al cine por el expresionista Paul Wegener. Desde su publicación, no ha habido una generación de lectores que no se haya visto cautivada por esta enigmática obra. Entre 1915 y 1920 se vendieron más de 150.000 ejemplares, encabezando Meyrink la lista de autores más vendidos entre 1915 y 1940, contribuyendo al éxito de la novela la edición de bolsillo destinada a los soldados del frente.





Me gustó y no estoy segura de entender por qué.

No voy a decir que sea un mal libro, ni de cerca, sólo no es la clase de lectura que me emociona. Tampoco voy a decir que brincara de la emoción cuando tenía tiempo de leerlo, pero es la clase de libros que te deja un buen sabor de boca.

No sé por dónde empezar, así que será lo obvio y comenzaré por el principio. Cuando abrí el libro lo primero que hice fue ver las ilustraciones, y pensé que eran muy raras y muy tenebrosas, perturbadoras. Después de pasearlo un par de días me animé a leerlo. 
Y el inicio fue algo retador. Sentía que leía cantadito en mi mente, pues es un libro al estilo de antes- naturalmente-, y por lo tanto no tiene la simpleza de los libros más actuales. Es descriptivo, se toma su tiempo para escribir una cosa muy simple, necesaria para la novela, pero simple al fin. Así que paré un poco y me preparé mentalmente para leer algo a lo que no estoy acostumbrada.

Mi temor fue vano, Meyrink me atrapó después de unas pocas páginas.

No sé qué fue. No me sentí conectada con ninguno de los personajes, ni me pareció que alguno de ellos fuera especialmente profundo. De hecho en el fondo-un fondo no tan profundo como debería- todos parecen iguales. Tienen, por decirlo de algún modo, el mismo molde.

En general la trama fue algo oscura, o tal vez estaría mejor dicho melancólica. Quizá me pareció así por influencia de las ilustraciones, que como dije antes son…dramáticas.
En fin, no siento que sea un libro para hablar de la historia, o para ahondar mucho en sus partes.

Sencillamente, es un clásico. Y lo es por una razón. Tratar de describirlo es como intentar explicar por qué te gusta el chocolate. Puedes hablar sin parar, con suerte con sentido, pero no se puede. O al menos yo no puedo.



Es difícil puntuar un libro así, y aunque siento que merece cinco huellitas, le daré cuatro porque creo que no es una recomendación infalible.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯