miércoles, 30 de septiembre de 2015

Reseña de: Sombras en la noche

Título original: Dark in the Moon
Autor: Karen Robards
Traducción: -
Género: Romance


SinopsisRescatada de las calles de Dublín, Caitlyn O'Malley se encontró bajo la protección de Connor d'Arcy, de día conde de Iveagh y por la noche el más osado salteador de caminos de Irlanda. De las ruinas del castillo de Donoughmore, el valiente noble sale a robar a los odiados ingleses.

Pronto Caitlyn cabalgará a su lado, atormentada por la creciente pasión que siente por el hombre que la ha convertido en mujer y, sin embargo, la trata como a una niña...hasta la noche infernal en que Caitlyn se ve obligada a traicionar a Connor para salvarlo. 


Este libro forma parte de mi reto de lectura Las 100 mejores novelas románticas por las chicas de el Rincón de la Novela Romántica, aunque tal vez lo habría leído de todas formas. La desventaja es que lo tomé prestado de la biblioteca - :v - y es de esos libros con pasta dura, en los que la portada "de verdad" y la sinopsis están en una cubierta de papel. Y pues le quitaron la cubierta, por lo que simplemente se veía como un libro negro, sin pistas ni nada más que el título y la autora. Pero resulta que lo tenía en mi lista y busqué la sinopsis, que es corta pero tentadora.
Lo mejor, para mí, fue que es una novela romántica por obligación, porque la parte romántica no es lo más fuerte de la historia, de alguna manera. Por lo menos en la primera mitad del libro. Admito que la autora actuó como si lo fuera, pero en mi corazón no fue así.

Comenzamos con la vida en las calles de Caitlyn O'Malley, una jovencita huérfana que finge ser un niño para salvarse de ser violada en las calles, como su mamá. Caitlyn es parte de una banda de niños y se gana el sustento robando a los desprevenidos. 
Todo igual hasta que un día llega al mercado un noble inglés. La novela está ambientada en la época en que los ingleses tenían conquistada Irlanda, y al parecer los irlandeses se caracterizan por su mal humor y su ferocidad. Ya se imaginarán cuánto amor sentían por ese hombre que se enriquecía a costa de su sufrimiento. Caitlyn intenta robarle, pero el noble la atrapa y amenaza con entregarla a los guardias, que la colgarían por su crimen. Lo que no sabían es que ese hombre no era inglés si no Connor d'Arcy, el conde de Aveagh, irlandés hasta las pulgas. 
Connor es un hombre rudo, agriado por un pasado difícil y doloroso, pero que también es compasivo y dedicado. Luego de atrapar a Caitlyn - que confunde con un niño, duh - le ofrece ir a trabajar a su granja de ovejas, a cambio de un techo y comida. Caitlyn acepta y lleva con ella a su mejor amigo, Willie. Lo malo es que después de algunos capítulos la autora menciona que Willie se fue a vivir a la casa de uno de los campesinos y adiós personaje. Nunca volvimos a oír hablar de él.
Ya en la granja conocemos al resto de la familia de Connor, que son sus tres hermanos, el mayordomo y la ama de casa.

Respecto a la trama. Realmente disfruté leyendo la primera parte, no es que sea el colmo de las emociones, pero me gustó mucho la forma en que la autora describe su vida en la granja de los d'Arcy. Que de ricos sólo tienen el nombre, ya que perdieron su fortuna en un accidente. En toda esta parte Caitlyn aprende lo que es ser parte de una familia, además de aceptar su femineidad y descubre sus sentimientos. El único pero feo que tengo es que en los primeros capítulos Caitlyn y Willie eran como uña y mugre, pero luego de llegar con los d'Arcy Willie se trauma porque O'Malley era en realidad Caitlyn y desaparece de la historia.
Fuera de eso todo bien.
Hasta que Caitlyn descubre que siente cosas por Connor. Y que los hermanitos sienten cosas por ella. Es más, es tan bella que todo un desfile de hombres se pasa por la granja - Donnoughmore o algo así - con tal de poder verla. No me quejaré de que la protagonista sea bella, pero lo menciona mucho más de lo que era necesario, ya que esa cualidad suya no es un pilar de la personalidad de Caitlyn. Aunque entiendo que era importante para justificar algunas de las cosas que pasaron.

En fin, que llegó un momento en el que toda esa bonita vida de granjeros por el día y bandoleros por la noche se va al traste. A cambio, tenemos un evento que gira la vida de todos, en el que el villano supremo hace acto de presencia. Para no arruinarle la vida a nadie será todo lo que diga, excepto que los sentimientos de los protagonistas no me gustaron.
Ya el amor entre Connor y Caitlyn me parece poco creíble, pero lo que pasó después no tenía mucho sentido. De hecho es uno de esos giros de la trama típicos, tan TÍPICO que no sé si reírme porque haya pasado.
El principal problema es que se supone que es una novela romántica, ¿no? Y de hecho la autora se concentra mucho en los enamorados, sólo que salió de una manera muy extraña. Connor comienza su relación con Caitlyn en plan de tutor, ya que ella era muy joven cuando llegó a sus vidas. Pero en algún momento le salen pechos y ¡pum! atracción total en un radio de 100 km a la redonda. No sé cómo más decirlo, fue bueno que los personajes no cambiaran de una manera muy drástica su forma de llevarse, porque no hay un crimen más grave que arruinar a un personaje para justificar un lío amoroso, pero es que tampoco me pareció que fueran unos tortolitos sin remedio, como la autora se empeña en decir.
Y mi última queja está relacionada con eso: sólo importan ellos. Durante el libro pasan cosas muy serias, cosas que necesitaban atención. Pero como a los protagonistas no podría importarles menos, pues a la autora todavía menos. Y yo me quedé esperando. El final es repentino y deja la historia en un punto muy "movido". Me cortaron totalmente. Por lo menos ese es un problema hacia el final de libro y no durante todas las páginas.


En resumen, Sombras en la noche me gustó en general, aunque no me gustara como novela romántica. La relación entre los personajes era medio extraña y no me convenció. Fuera de eso, tuvo buenos personajes y descuidó un poco la historia.
Angie

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯