sábado, 31 de diciembre de 2016

Netflix|| Free the Mind





Título original: Free the Mind
Director: Phie Ambo
Escritor: Phie Ambo
Productores: Danmarks Radio, Making Movies Oy, Special Broadcasting Service, Vrijzinnig Radio Omroep, Yleisradio
Género: Documental


    No fue lo que esperaba, pero igual me gustó. Creo que algo que nos pasa a todos es que cuando escuchamos una palabra "complicada", asumimos que describe algo igual o más complicado. 
    En este caso la palabra es neurociencia, que yo siempre asocio a la medicina y a un laboratorio. Nunca se me ocurrió que el documental iba a tratar de una clase de respiración, por decirlo de alguna manera. En ese sentido me sentí algo decepcionada, porque esos ejercicios de relajación no son nada nuevo en mi mundo; pero no esperaba que tuvieran efectos tan drásticos.

    En el documental se siguen dos historias diferentes, la de un grupo de veteranos de guerra y la de un niño al que diagnosticaron con TDAH, relacionados en el sentido de que tenían secuelas emocionales debidas a un trauma. 
    El niño había tenido un accidente en un elevador, por lo que la simple idea de estar cerca de uno le daba ansiedad y lo aterraba, eso agregado a sus problemas de atención lo hacían muy irascible. No hace ni falta mencionar por qué los veteranos tenías estrés pos-traumático y desordenes emocionales.

    Así que vemos dos versiones distintas de una clase de meditación, la que tienen los veteranos en un grupo de investigación de la universidad y la que la maestra de preescolar le da a sus niños. Esa parte del documental me aburrió, la verdad. Aunque los bonus personajes lo salvaron; conocemos un poco la familia y la vida de un par de los veteranos, y los papás adoptivos del niño hablan un poco de su vida hasta el momento.

    Fuera de eso es entretenido, habla con mucha calma y sencillez de los procesos que creen que se llevan a cabo en el cerebro; y sobre todo de los efectos que observan en las personas que han llevado a cabo la meditación por un determinado periodo de tiempo. Eso fue lo que más me sorprendió, porque en sólo una semana los veteranos redujeron su estrés pos-traumático en un 50%, aproximadamente. Y que yo sepa eso no es algo que se come con papas, habían estado medicándose y afectaba sus vidas familiares.

    Aquí la página del documental, las imágenes son de ahí.


    En resumen, Free the mind está muy bien para una tarde tranquila. Pero si lo que quieren es algo emocionante, este documental no es para ustedes.

    Y ustedes, ¿han meditado alguna vez?
    Angie

    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario

    Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
    También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
    ❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯