miércoles, 6 de mayo de 2015

Reseña de: Los Hijos del Tiempo

Título original: Los Hijos del Tiempo
Autor: Ana Colchero
Género: Ficción, Distopía


Sinopsis: Nueva York, año 2060: el mundo ha alcanzado la paz, el bienestar y el equilibrio soñados. Pero esa aparente perfección se alza sobre cimientos de cristal.

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 da comienzo la nueva era, la Neohistoria. El Consejo, que manipula los hilos del mundo desde la sombra, emprende la Cruzada Final para exterminar a los parias que ponen en peligro su supremacía ideológica y económica, condenando a los supervivientes a vivir en el subsuelo, en los metros abandonados y las alcantarillas, alimentándose de los despojos de la superficie.
No obstante, estos marginados –los dalits- aspiran a subvertir el sistema que los obliga a vivir como indeseables. La resistencia está encabezada por Zeit, una joven y fiera guerrera; su mellizo Rudra, un sabio contrahecho; y Cotto, un autista gigante que los protege. Su arma principal, además del coraje y la sed de justicia, se encuentra en los viejos libros abandonados…
En medio de una compleja trama de mentiras y violencia que tiene como fin sofocar cualquier intento de rebelión de los dalits, Cliff Heines, hijo de un miembro del Consejo Mundial, al renegar de su casta superior, cruza sus pasos con los de la bella Zeit y sus compañeros del inframundo.
Los hijos del tiempo es una novela de aventuras y de pasión; una historia de especulación científica que hace hincapié en la importancia de la tecnología en la previsible sociedad desigual del futuro…pero también en la de nuestro presente.
Ana Colchero realiza en esta obra una brillante y lúcida extrapolación de la situación mundial que nos ha tocado vivir, pues rasga el velo del tiempo para que podamos vislumbrar las terribles posibilidades de opresión o libertad que nos brindarán los años venideros. Una era que, inexorablemente, ha de llegar incluso antes de lo que creemos.



¡Dios! Y todo eso estaba en la contraportada, con una foto de la autora. Este es uno de esos libros que son muy bonitos de ver y de tocar porque están llenos de detalles. La portada tiene la textura del pavimento y las letras y el borde de la alcantarilla están en relieve. En el lomo las letras también están en relieve y conservan el tono metálico, además de tener una coladera, súper importante en el libro. Y la contraportada tiene unos bonitos contrastes de color, junto con una foto en blanco y negro de la autora.

Pero dejando de lado su aspecto físico, que no deja nada que desear, su contenido tuvo sus flaquezas.
Como es una distopía los personajes tuvieron que ir acordes. Están Cotto, el genio amigable que necesitaban para contrarrestar la tecnología superior de los malos; Rudra, el lisiado que es un comandante innato que necesitaban para organizar a todos los dalits de Nueva York; Cliff, el urano perteneciente a la casta gobernante que necesitaban para desentrañar los puntos débiles de su sociedad;Zeit, la hermosa guerrera que se encarga de los trabajos rudos y la clave para que Cliff se uniera a su rebelión; y al final Kali, la dalit del otro lado del mundo que los hizo parte de la revolución mundial. 
En ese sentido los personajes son lo que esperaba, pero la novela acabó tratándose más que nada de ellos y realmente no tuvieron mucho desarrollo. De alguna manera el libro abarca como seis años, tiempo suficiente para que los dalits aprendieran electromagnetismo e hidráulica pero no para que hubiera cambios importantes en su mentalidad, lo único que pasó es que algunos de ellos se enamoraron. Y esos cambios se dieron de repente.

Algo parecido ocurre con la trama. La primera parte es una especie de descripción del mundo y las dos caras de la moneda: la sociedad dalit y la urana. De los dalits nos describe cómo tienen que pelear por un pedazo de comida podrida y de los uranos cómo simplemente meten su “final blend” a una máquina para reordenar las partículas y obtener comida. Así es, hay un toque de “ciencia ficción” en esta novela, pero sólo fue para hacer ver a la sociedad urana como una potencia tecnológica. 
Luego de que conocemos todo eso viene la parte en la que las mezcla por medio de Cliff y Zeit, y aquí hay muchos planes y muchas palabras sobre cómo se preparan para liberarse. Muchas palabras. 
Después más cosas y problemas y palabras y palabras, para que el final quede cortado. Me imagino que Ana Colchero piensa escribir una continuación, porque de verdad fue un corte seco a la trama.
Así y todo me gustó el libro, tiene sus partes divertidas y sus partes serias, tal vez no fue lo que esperaba en ninguno de los sentidos, pero pasé buenos momentos leyéndolo y lamenté que no hubiera más.


En resumen, Los hijos del tiempo es una buena crítica social de la actualidad, aunque en mi opinión Ana Colchero no pensó lo suficiente en el tiempo que toman las cosas. Sus personajes son entrañables, aunque algo cuadrados y estereotipados, y el libro se desarrolla sobre una idea interesante, sólo que el fuerte de la historia no fue ésta sino el elemento humano.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯