miércoles, 13 de mayo de 2015

Reseña de: (Matar un ruiseñor I) – Matar un Ruiseñor



Título original: To Kill a Mockingbird
Autor: Harper Lee
Traducción: Baldomero Porta
Género: Ficción, Drama, Histórica

Sinopsis: Jean Louise Finch evoca una época de su infancia en Alabama, cuando su padre, Atticus, decidió defender ante los tribunales a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca. Novela de iniciación, Matar un ruiseñor muestra una comunidad, la del sur de Estados Unidos durante la década de 1930, dominada por los prejuicios raciales, la desconfianza hacia lo diferente, la rigidez de los vínculos familiares y vecinales; así como a un sistema judicial sin apenas garantías para la población de color.
Con esta primera y única novela, la estadounidense Harper Lee ganó el premio Pulitzer en 1961. En 1962, el director Robert Mulligan la llevó a la pantalla en una inolvidable película que obtuvo dos Oscares: al mejor guión (Horton Foote) y al mejor intérprete masculino (Gregory Peck).


Habrá una “secuela” a este libro y acabo de descubrirlo, se llamará Go Set a Watchman, ¿o mejor dicho se llama?, porque lleva escrito como 60 años y encontraron el manuscrito el año pasado. La fecha de publicación esperada es el 14 de julio y dicen que lo dejarán tal cual lo escribió Harper Lee originalmente, así que a esperar con ansias.

Pero bueno, la reseña es sobre Matar un ruiseñor y como siempre no tengo mucho que decir. Empezaré con los personajes, no sólo porque es mi costumbre sino porque además fue lo que más me gustó de la novela.

Como dice la sinopsis, está narrado por Scout y trata sobre su vida antes, durante y después del juicio de su padre, así que es por medio de una niña de nueve años que conocemos a los demás: Jem, su hermano mayor; Atticus, su papá; Dill, su mejor amigo/prometido infantil; Calpurnia, su nana negra; y al montón de vecinos de Maycomb. 
Lo bueno de esto es que la narración es muy sencilla e inocente, a la vez que “seria” porque se supone que está narrando las cosas tiempo después de que ocurrieron. 
Lo malo es que no hay una descripción profunda de los hechos y los personajes.

Por ejemplo Atticus, en mi opinión el personaje principal, no pasa en todo el libro de ser el papá ligeramente distante y permisivo, que se las ingenia como puede para criar a sus hijos equilibradamente a pesar de su indecisión. Y el juicio de Tom Robinson, el eje sobre el que giró todo, fue como si le hubiera saltado por encima. Sí cuenta todo lo que se dijo y la forma en que reaccionaron todos, pero sin ser un impacto como tal en la vida de Scout. 
Por eso digo que fue bueno y malo que una niña sea la narradora, tiene sentido que fuera así porque lo que importa a un niño son sus amigos y su familia, no los juicios de su papá, y en ese sentido es congruente, pero el hecho principal de la historia se vio reducido a una cosa más.

Con eso paso a la trama, que es el atractivo principal de esta novela. Matar un ruiseñor es un clásico porque trata sobre un tema muy peliagudo aún en la actualidad: la discriminación racial. Concretamente, la discriminación hacia la “población de color” americana de los años treinta, puesta en evidencia con la acusación de violación de la muchacha blanca Mayella Ewell al señor negro Tom Robinson. 
Supongo que todo el mundo sabe qué pasa en el libro, pero igual lo omitiré porque yo acabo de leerlo. El caso es que no es lo único de lo que habla Scout, hay ejemplos de toda clase de prejuicios a lo largo del libro. Mi favorito es el de Arthur “Boo” Radley, un joven (?) que no sale de su casa y sobre el que circulan chismes ridículos, a los que obviamente los niños prestaron atención y dedicaron un par de sus veranos a jugar con la idea. Y es que en un pueblito como Maycomb no era normal que alguien no quisiera pasar el rato con sus vecinos, naturalmente que iban a generarse chismes sobre alguien que se salía de las costumbres.

En fin, es una novela importante porque expone de manera sencilla la clase de pensamiento que era normal en la década de 1930 y que se supone que una sociedad moderna evita. Y en lo personal me pareció tierna por la inocencia con que Scout concilia el mundo que experimenta con lo que Atticus intenta inculcarle.


En resumen, Matar un ruiseñor es en mi opinión un libro simple, con una narración afable sobre temas difíciles de expresar con calma. Y sus personajes, aunque poco profundos, son francos y Harper Lee no trató de maquillar ninguno de los aspectos que tienen las personas.



2 comentarios:

  1. En realidad le tengo muchas ganas a este libro, en algún momento caera y lo leeré ¡Feliz día! Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Es un libro muy bonito. Y famosísimo, más ahora que Harper Lee publicó "el segundo". Definitivamente te recomiendo más este XD

      Nos leemos :D

      Eliminar

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯