viernes, 16 de marzo de 2018

Reseña | {La Torre Oscura V} Lobos del Calla

Título original: The Dark Tower V. Wolves of the Calla
Autor: Stephen King
Traducción: Laura Martín de Dios y Verónica Canales
Ilustraciones: Bernie Wrightson
Libro: 5/7
Formato: Tapa blanda sin solapas
Páginas: 794
Género: Fantasía

Sinopsis*Spoilers* El mundo se ha movido. Han pasado nueve años. Desde que los pistoleros protegían el país. Desde la caída de Gilead. Tras el fin de la Afiliación, Roland y lo que queda de su ka-tet se vieron obligados a esconderse. A huir de los mutantes y de los mercenarios de Farson. Pero las cosas podrían ser peores si se rompe alguno de los Haces que sustentan la Torre Oscura. Primero fue el hogar de Roland. Ahora podría haber llegado la destrucción de Mundo Medio.

"Cuidado. Las abominaciones que devastan la tranquilidad de nuestro mundo son completamente normales aquí..."

Dando click podrán ver las reseñas disponibles en el blog
Mi Opinión
*Spoilers sobre libros anteriores*

No sé qué me pasa últimamente que sólo soy productiva si estoy escuchando el soundtrack de The greatest showman, lo único positivo al respecto es que me gusta. Eso y Chicken Attack keeps me going.
Después del mini paréntesis random, la verdad es que este libro es difícil porque prácticamente todo son spoilers.
Aún así, hay un par de cosas que son seguras de discutir. Como el hecho de que la historia está avanzando de un modo muy raro, quizá porque hubo una gran pausa en la saga, quizá porque es un mash-up masivo de los universos que ha creado Stephen King.


Los dos lobos lanzaron sus plateadas esferas de la muerte al muchacho que gateaba y chillaba. Jake le disparó a una en el aire, pero no tuvo oportunidad de darla a la otra..

Para empezar por algún lugar, siento que los personajes estaban estancándose de un modo muy engañoso. En Mago y Cristal no es obvio, porque medio libro fue un flashback y el resto de la historia fue como un borrón. Pero Lobos del Calla lo deja bastante más claro, y lo peor es que no sé si fue a propósito. Prácticamente lo primero que menciona el libro es que nuestro ka-tet estrella lleva un tiempo indefinido viajando en un limbro, puesto que el universo se está deshaciendo con la caída de la Torre Oscura y con ella el tiempo racional. Así que lo dejé pasar, llegaron un pueblo llamado Calla Bryn Sturgis y parecía que todo había vuelto a encarrilarse a lo que uno espera de una novela de aventuras. Pero ahora que me senté a pensarlo, la verdad es que deja un poco qué desear.

Rolland es más humano, de repente llega a ser hasta bonachón, cosa que se agradece luego de tres libros siendo una leyenda y un cuarto contando su adolescencia, pero fuera de eso la verdad es que su personaje es bastante estático. No sé si me explico. Rolland sigue siendo El Pistolero, sólo que ahora tiene contexto, y se está haciendo viejo.

Rolland no es un gran problema, sino Eddie y Susannah. Un hito en la saga es que vuelve a haber pistoleros en el mundo, Eddie y Susannah son los adultos, se supone que Eddie es una especie de segundo al mando, y Susannah era una señora badass. Pero en Lobos del Calla se los llevaron los acontecimientos; me explico, a veces hay novelas en las que la historia consume los recursos, por decirlo de alguna manera, y los personajes acaban siendo medios. Pues eso. La pena es que Stephen King suele darles unas bases muy fuertes a sus personajes, y les permite aprender de sus aventuras, incluso le he celebrado lo genuinas que son las relaciones que escribe. No me sentí así en esta ocasión.
Pero Jake y Acho me encantaron. Jake está dejando su infancia atrás, rodeado de adultos que lo quieren y lo notan, y la verdad es que los niños de Stephen King siempre me han gustado. Hay tiempo hasta para que Jake haga un amiguito, y Acho está siendo más que una mascota.


Si se hubiera molestado en mirar, podría haber visto el miedo que subyacía en suu alivio y sus muestras de adulación. No le habría sorprendido; siempre les asustaban los que llevaban grandes calibres. Lo que querían de ellos cuando los tiros se habían acabado era ofrecerles un último banquete de agradecimiento, tal vez un último buen polvo de agradecimiento, y luego enviarlos de nuevo a que siguieran su camino para volver a sus aperos de granja una vez más.

Ahora, no voy a hablar de nadie más porque spoilers, pero diré que en general estuvieron bien, para ser de esos personajes que se conocen y luego se dejan atrás.
Pasaré a La Cosa Que No Me Gustó del libro: más flashbacks. Entiendo que La Torre Oscura es una saga que relaciona muchas de las historias previas que escribió Stephen King, y sé que hay guías de lectura que ignoré soberanamente. Supongo que él sabía que existe gente como yo, y decidió que o más sensato era recordar/mencionar las cosas que quería que los lectores supieran, sin necesidad de leer todo lo demás. Por eso hay una cantidad apreciable de paréntesis, hace mucho hincapié en las coincidencias y las repeticiones que sostienen el multiverso, y todo eso lo envuelve en un papelito llamado ka. El ka no es nuevo a estas alturas de la saga, pero luego de la pausa, y estando en las últimas, todos esos elementos sueltos están quedando pegados a la fuerza. Ya no hace gracia que el nombre de alguien tenga 19 letras, menos gracia porque tres personajes se encargan de decírtelo, y recordarlo cien páginas después por si se te había olvidado. 

Y lo peor es que dotodos esos hints y gentle reminders acabaron siendo una traba para mí en la fluidez de la historia, porque ya sabemos todos que hay varios universos, que el tiempo está raro y que la Torre está en peligro. Entonces, ¿qué mantiene al lector enganchado? En mi caso, la curiosidad. Porque la urgencia por ir a salvar la Torre está perdida. Luego de casi morir, de ver la decadencia masiva del universo...nos pasamos un mes conociendo la jerga y las costumbres de un pueblo, y reforzando la idea de que el ka está metiendo las manos en la historia.

Eso sí, Stephen King no es un escritor archi-conocido por nada, dejó el libro justo después del clímax, y se pasó por el forro de los pantalones eso de la cuesta de bajada para celebrar que no explotó la vida. No, no. Le metió un cliffhanger a las últimas cinco páginas que te mueres.

En resumen, Lobos del Calla me bajó el ritmo, en lugar de picarme para ir corriendo a ver qué pasa en el penúltimo libro. Lo bueno es que ató unos cuantos cabos y dejó pistas nuevas.
Y ustedes, ¿se aburren cuando hay muchos recuerdos en un libro?
⊱Angie⊰

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 🤔 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯