sábado, 7 de noviembre de 2015

Reseña de: La chica del tren

Título original: The Girl on the Train
Autor: Paula Hawkins
Traducción
Género: Ficción, Thriller


Sinopsis: ¿Estabas en el tren de las 8:04? ¿Viste algo sospechoso?
Rachel, sí.

Rachel toma siempre el tren de las 8:04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisale, las mismas casas...y la misma parada en la señal roja. Son sólo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece?

Tú no la conoces. Ella a ti, sí.
Este es otro caso de un libro con el que no sé por dónde comenzar. Creo que no estoy muy equivocada al decir que fue el boom del verano y por seguro que es atractivo, cuando hicieron pública la reseña me moría de ganas por leerlo. Luego lo publicaron y los de marketing se encargaron de que invadiera la mitad del planeta, está por todas partes, todo el mundo habla de él. Incluso vi a una chica leyéndolo en el centro comercial. En una palabra: hype. Es una lástima que no conozca una palabra en español tan adecuada para describirlo, por lo menos no me viene a la mente.
Y después del golpe de publicidad, las decepciones. Compré mi ejemplar un par de meses después de que apareciera en librerías y lo leí hace una semana o algo así, tuve tiempo de leer varias opiniones y muchas mencionaron la pobreza de los personajes. Tenían razón.

Así que entrando en materia. Rachel es una de las protagonistas de la historia, es una alcohólica depresiva, vive en el cuarto extra del departamento de una vieja amiga y su vida gira en torno a sus viajes diarios en el tren. Es durante el viaje que pasa cerca de la casa de los demás protagonistas, y como es tan...¿cuál es la palabra?¿auto-compasiva? se refugia en sus fantasías. 
Dichas fantasías tienen como objetivo principal a un matrimonio joven: Megan (Jess) y Scott (Jason). Rachel se los imagina como una pareja perfecta, Jason tiene un trabajo super importante, es guapísimo y el mejor hombre que ha pisado la faz de la Tierra, Jess es una hermosísima artista, creativa hasta la médula y la esposa perfecta. Pero resulta que un día ve a Jess haciendo algo imposible. Y Megan desaparece.

El otro par de protagonistas son Tom, el ex-esposo de Rachel, y Anna, la esposa nueva. También aparecen un par de policías, la sargento Railey y el investigador. Ah, y un tipo pelirrojo que salió como relleno.
Lo malo es que Paula Hawkins los desperdició por completo. Rachel, Megan y Anna son personajes demasiado parecidos, no digamos ya Scott y Tom. De verdad, tenían comportamientos muy iguales. Y es una lástima, porque la autora esbozó lo que pudo ser un material de lectura verdaderamente interesante. No quiero arruinarle nada a alguien que no lo haya leído, pero es que hay unos detalles en la mentalidad de los personajes que la autora debió haber explotado, en lugar de ignorarlos por completo como hizo. Y dudo mucho que lo haya hecho con sutileza, la gran revelación del final fue brusca y no tuvo chiste.

El libro tiene capítulos cortos, narrados por las tres mujeres protagonistas y fechados. Los de Megan van del pasado hasta llegar al día de su desaparición. Los de Rachel comienzan un poco antes de la desaparición de Megan y Anna empezó a aparecer algunos capítulos después. Cada día se divide en mañana y tarde, a veces narrado en retrospectiva y a veces en presente, la verdad es que no recuerdo muy bien. Es el único problema real que tengo con el género-a veces se extiende a la novela histórica también-, los autores tienen la costumbre de fechar con mucho cuidado los eventos de sus libros y a mi se me hace incomprensiblemente difícil seguirlas. Tengo que regresar a cada momento para asegurarme de que estoy pensando en el año correcto, simplemente se me olvida.
Como sea, es muy sencillo de leer y las páginas pasan volando. Aunque la trama en sí no es muy interesante, se trata más que nada de los pensamientos de las protagonistas y la verdad es que no son trascendentales. Rachel francamente daba lástima, Anna caía mal por lo cuadrada que era y no sé cuál me desesperaba más, si Megan o Rachel. 
Con todo, hubo un par de momentos en los que pude engancharme de la historia, hasta me sorprendieron un par de detalles que no esperaba, pero al final me quedé con la sensación de que la autora se había olvidado de escribir algunas cosas. No sé cómo más decirlo. Por cierto, usó ese viejo recurso de los autores de usar el último capítulo para escribir como recuerdo la forma en que se acabó todo lo que plantearon. Y no acaba en nada.

En resumen, La chica del tren es un libro un tanto flojo, no me dio esa sensación de estar al borde del caos que es usual en los thrillers, ni fue lo suficientemente ambigua para que lo califique de misterio. Pero la verdadera falta fue la poca profundidad que la autora le dio a sus personajes, pudo haber sido grandioso. 
Angie

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯