lunes, 30 de noviembre de 2015

Reseña de: {The Century II} - El invierno del mundo

Título original: Winter of the World
Autor: Ken Follett
Traducción: ANUVELA
Libro: 2/3
Formato: Tapa blanda con solapas
Páginas: 958
Género: Ficción, Histórica


SinopsisEn el año 1933, Berlín es un foco de agitación política y social. Lady Maud, ahora la esposa de Walter von Ulrich y madre de dos hijos, publica en una revista semanal artículos que ridiculizan al Partido Nazi, mientras que Walter manifiesta su oposición en el Parlamento. Sin embargo, parece que nada podrá frenar el poder ascendente del canciller Adolf Hitler. Cuando Ethel Williams y su hijo Lloyd visitan a la familia Von Ulrich, todos serán testigos de la tiranía y la represión de la nueva Alemania.
  El dominio del Tercer Reich se extenderá hasta Francia y más allá de la frontera rusa. Mientras, en Inglaterra, Lloyd Williams, activista político como su madre, luchará en el ejército británico para intentar frenar el avance de los nazis y se alistará en las brigadas internacionales durante la guerra civil española. Participará en la ofensiva de Zaragoza y la batalla de Belchite.
  En Ty Gwyn, la mansión familiar de los Fitzherbert en Gales, se alojarán los oficiales británicos y, durante su estancia, el teniente Lloyd Williams se sentirá atraído por la mujer de Boy Fitzherbert, la rica heredera americana Daisy Peshkov.

En esta magnífica novela épica, Ken Follett conduce al lector a través de una Europa en ruinas, quebrada de nuevo por las guerras y los conflictos ideológicos. Los hijos de las cinco familias protagonistas de La caída de los gigantes forjarán su destino en los años turbulentos de la Segunda Guerra Mundial, la guerra civil española, el bombardeo de Pearl Harbor y la era de la bomba atómica.
Dando click podrán ver las reseñas disponibles en el blog
Ojalá los partos fueran como Ken Follet dice, estas mujeres dan a luz en una hora. Literalmente, mientras un joven en forma corrió al consultorio del médico-creo que dijo que estaba a un kilómetro- y regresó en auto, la mujer rompió la fuente y dio a luz. Excepto una de ellas, que menciona que se tomó toda la noche. A lo que no le dio tregua fue que en cada uno de los partos en estos libros las mamá se han puesto a darle pecho a su bebé al minuto de haber nacido, ni siquiera los limpian primero.
Bueno, comenzaré con mis comentarios negativos. Y antes que nada necesito decirles que leer este libro fue muy difícil para mí, me pareció muy pesado y tiene demasiadas cositas que no me gustaron. Así que en general esta va a ser una reseña negativa, pero no significa necesariamente que el libro sea malo y que no vaya a gustarle a nadie. Sigue teniendo las cosas que me gustaron de La caída de los gigantes, que son básicamente la meticulosidad que dejan ver algunas partes del libro. Porque está plagado, PLAGADO, de detalles. Y se supone que Ken Follett le pasó el libro a varios revisores, para asegurarse de que su ficción no se pasara de la raya.


Lo primero y más importante es que en El invierno del mundo toda la parte "informativa" se me hizo lo que quieran menos natural, hay una especie de maldición que a veces sufren los autores: los diálogos en forma de debate/preguntas. Yo sé que no es imposible tener una conversación así -he tenido unas cuantas-, pero no se habla como si estuvieras leyendo un libro. No sé si me explico. En ocasiones le preguntas a alguien por alguna cosa que saben, esa persona se supone que te responda en sus palabras y de modo que entiendas. Eso no significa que te va a soltar el rollo de la clase de historia-en este caso-, una historia que además está muy vista de un solo punto. 

Y esto no tiene tanto que ver con el pobre Ken Follett, todo el mundo sabe que la historia la escriben los vencedores, pero yo esperaba algo menos moderno, por decirlo de alguna manera. Aquí ya entraré un poquito más en detalle con los personajes.

Aún vemos a todo el grupo de La caída de los gigantes y no han cambiado ni un ápice, Maud sigue siendo coqueta, Fitz sigue siendo cabezón, Walter sigue siendo iluso...
La novedad es que ahora tenemos a sus hijos. Lo que no me gustó de ellos es que o son calcas de los padres o son "personajes de muestra". A éstos últimos me refería hace un momento, no creo que sea un spoiler decir que Erik-hijo de Maud y Walter- es el personaje que le sirvió a Ken Follett para representar a la población nazi de Alemania. En serio, si buscas nazi en el diccionario te sale un dibujo de él.
Y puedo decir cosas parecidas del resto. Lloyd es el cuerpo de Fitz con la mente de Ethel. Daisy -hija de Lev y Olga- es un personaje que me creó muchos conflictos, pues comenzó como la típica heredera americana, luego fue una aristócrata mimada y crédula, luego una mujer dividida entre su conciencia y sus impulsos, después se le quitó todo el mimo y ya estaba entregada al bien común. No está mal que un personaje evolucione, pero siento que el personaje ya no era el mismo. Así, literalmente.
Volodia fue la contraparte rusa de Erik. Carla fue la ciudadana alemana consciente. Zoya fue la física rusa. Greg el político/físico. Boy era Fitz II.

Pero bueno, hablar de cada uno de ellos sería un cuento de nunca acabar. Mi comentario general es que la mayoría de los personajes no me resultaron naturales, era muy obvio el papel para el que Ken Follett los había creado. Y cuando los quería para mostrar otra cosa sus cambios de mentalidad eran demasiado repentinos.

¿Qué más? Las relaciones sentimentales no me convencieron y las reacciones de los personajes en algunas situaciones tampoco, hubo un par que eran contradicciones. Por ejemplo, -no teman, no es importante para la trama y dudo que sea un detalle importante- a uno de los hombres le presentaron a una chica en una fiesta, él estaba de luto y no había tenido ningún tipo de relación en dos años, a ella la llamaban "calientabraguetas" porque "era muy intelectual". Pero bailaron, platicaron y se fueron de la fiesta, y en el camino ella le dio sexo oral. En la calle. Sin conocerse. A la brava. 

Ya sobre la trama. Comenzaré con dos citas que fueron personalmente irritantes para mí:

Greg sonrió. Así eran los científicos, lo sabía desde Harvard: para ellos, la teoría era la realidad y el mundo, un modelo bastante impreciso. 

Todos los científicos bebieron lo poco que les tocó. Esa era otra razón por la que Greg no era científico: no tenían ni idea de cómo celebrar una fiesta.

No sé si lo he dicho antes, pero yo estudio física y convivo con muchos científicos, de los de verdad. Para empezar, no existe una teoría no constatada por información experimental. Si una predicción teórica no coincide con lo que miden en el laboratorio, simplemente algo está mal. O le falta una consideración o de plano todo está mal. Hay modelos teóricos que son aproximados, o que sólo funcionan en algún rango, pero de ninguna manera se considera al mundo "un modelo bastante impreciso". Simplemente no, y es ofensivo. No sé si lo piensa de verdad o si fue su manera de reflejar el carácter de Greg, pero es un pecado mortal ver esas palabras impresas. La otra cita no es tan grave, pero no por eso es menos falsa. Y es lo mismo que antes, tal vez fue su manera de mostrar al personaje, pero por todo el libro pecó de generalizar y el resto no fue tan bueno para que me den ganas de perdonárselo.

Y se nota quienes son los villanos. Los oficiales nazis y los soldados soviéticos son simple y llanamente malvados, además de que no les faltaron ocasiones para mostrar brutalidad. Por culpa de gente que piensa así los pobres alemanes siguen cargando sobre sus espaldas el estigma de Hitler, que no hizo todo él solo. Y todos los políticos de izquierda la tienen en chino porque no falta el ignorante que piensa que son todos comunistas, y fuchi con el comunismo, no vayamos a terminar como Rusia o Cuba.

En menos palabras, lo malo de la trama -y el libro en general- es que fue muy la visión americana de la post-guerra y que en este libro la vida es negra o blanca, no hay grises. Otra cosa es que los detalles oscuros de este periodo se vieron eclipsados por la vida sentimental de los personajes, la historia era algo que pasaba mientras ellos decidían de quién enamorarse.

La buena, como siempre, es que parece que Ken Follett escribió con mucho cuidado. Ni siquiera recuerdo cuántas cosas hizo a gran detalle. Lo que me viene a la mente es que el bombardeo de Pearl Harbor lo describe hasta las piedras, mencionaba el tipo de aviones que intervinieron-tanto americanos como japoneses-, la munición, los barcos, los planes de batalla, las bajas. Claro que los medios se encargaron de que Pearl Harbor pasara a la historia como un mártir. Pero en cada batalla hubo una gran cantidad de descripciones.

En resumen, El invierno del mundo fue una baja muy drástica en la calidad en cuanto a sus personajes, puedo decir sinceramente que no me gustó ni uno solo de ellos. Por suerte, sigue siendo pasable en cuanto a la parte histórica de la trama. Lo malo es que ésta pasó a un segundo plano para darle protagonismo a la vida de los personajes.
Y a ustedes,¿se les antoja el libro?
¿Le darían una oportunidad?

Angie

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯