miércoles, 27 de julio de 2016

Reseña || El murmullo de las abejas

Título original: El murmullo de las abejas
Autor: Sofía Segovia
Traducción: -
Libro: Autoconclusivo
Formato: Tapa blanda con solapas
Páginas: 488
Género: Ficción, Romance


Sinopsis: *spoilers* En Linares, al norte del país, con la Revolución mexicana como telón de fondo...

Un buen día, la vieja nana de la familia abandona sorpresivamente un reposo que parecía eterno para perderse en el monte. Cuando la encuentran, sostiene dos pequeños bultos, uno en cada brazo: de un lado un bebé misterioso y del otro un panal de abejas. Ante la insistencia de la nana por conservar y cuidar al pequeño, la familia Morales decide adoptarlo.

Cubierto por el manto vivo de las abejas que lo acompañarán y guiarán siempre, Simonopio llega a cambiar la historia de la familia que lo acoge y la de toda una región. Para lograrlo, deberá enfrentar sus miedos, al enemigo que los acecha y las grandes amenazas de la guerra: la influenza española y los enfrentamientos entre los que desean la tierra ajena y los que protegerán su propiedad a toda costa.

El murmullo de las abejas huele a lavanda, a ropa hervida con jabón blanco, a naranjas y a miel: una historia impredecible de amor y de entrega por una familia, por la vida, por la tierra y por un hermano al que se ha esperado siempre, pero también, la de una traición que puede acabarlo todo.
Así le parecía que era el ejército - los ejércitos - de esa revolución: de uno surgía otro y otro y otro; todos idénticos; todos con la misma convicción de que eran el ejército oficial de la nación y, por tanto, que tenían derecho a atropellar a quien fuera. A matar a quien fuera. A declarar traidor a la patria a quien fuera. Y cada vez que pasaban por su tierra, a Francisco le parecía que, como la muñeca rusa, se empequeñecían, si no en número, sí en credibilidad y sentido de la justicia. En humanidad.

Primero que nada, los spoilers de la sinopsis pueden pasar desapercibidos. Yo la leí como tres veces y aún así no me afectó la gran cosa, la historia es lo suficientemente predecible para eso. Pero igual menciona algunos hechos que son importantes para la trama, así que quedan advertidos.

El problema básico que tuve con el libro fue la narración, porque es confusa en ocasiones. Además, no sé por qué parece que todos los escritores mexicanos usan un lenguaje muy coloquial, lleno de expresiones locales y modismos. El murmullo de las abejas no es la excepción, y a eso le agrega un estilo de narración muy típico de "que te cuentan algo". No sé si es igual en todas partes, pero al menos en mi experiencia esa estructura es reconocible. Cosas como incluir "un paréntesis" enorme para contar algo relacionado, dar opiniones o hacer bromitas, ir de un lado para otro sin previo aviso, tanto temporal como espacialmente...

Los personajes. Simonopio es el eje central de la novela, porque es el elemento mágico de la historia. Él nació con una deformación en el rostro (labio leporino) y por la época ve limitada su comunicación, así que crece sin poder hablar con los demás. Eso no le impidió ser útil en la hacienda de sus padrinos, ni lo hizo rencoroso; si no todo lo contrario, Simonopio reúne todo lo bueno y amoroso que puede haber en alguien. Todo.
Luego está Espiricueta, el personaje en el que la autora condensó todo lo negativo. Literalmente, los demás podían pecar de tontos y hacer cosas malas, pero definitivamente no eran malvados. En cambio Espiricueta es la caricatura de todo lo que podía salir mal con un campesino mexicano de 1900, desde el pasado hasta la actitud.

La trama. Como ya dije, la historia comienza en un punto temporal y avanza o retrocede según las necesidades de información o de comentarios a posteriori, sin transición ni avisos. Es como si les contara que la semana pasada fui a algún lugar, que estaba haciendo no sé qué y me acuerdo de algo que pasó ayer, así que pauso la historia de la semana pasada para hacer un paréntesis, luego algunos comentarios, digo que el paréntesis fue muy largo y que debería regresar a la narración de la semana pasada. Y así toda la novela. No es desagradable, porque de hecho el libro es contado por un viejecito, pero hay ocasiones en las que confunde.

Eso y que lo previsible de la historia hacen que el libro se sienta largo. La parte buena es la prosa de la autora, la parte mala es la necedad de darle magia a la realidad. Entiendo que es algo muy usado y que puede darle un toquecito especial a algunos hechos, pero yo esperaba que se inclinara hacia la realidad o hacia la magia de una forma más drástica. Es decir, que al final esa relación con las abejas fuera figurada o que hubiera magia en todas las cosas; en cambio Sofía Segovia se decantó por un realismo mágico a medias.

En resumen, El murmullo de las abejas está muy bien para pasar el rato, y aunque la historia no sorprenda nada, la narración de Sofía Segovia hace que valga la pena.
Y ustedes, ¿lo conocían?
¿Se les antoja?
Angie

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯