domingo, 19 de julio de 2015

Reseña de: (Tirano IV) – El rey del Bósforo


Título original: Tyrant. King of the Bosporus
Autor: Christian Cameron
Traducción: Borja Folch
Género: Histórica, Ficción, 


Sinopsis: En 2008, Christian Cameron sorprendía a las letras británicas con la publicación de la serie Tirano, proyecto que nació en el departamento de Lenguas Clásicas de la Universidad de Toronto, mientras cursaba el doctorado. Desde entonces, Cameron se ha convertido en uno de los escritores de novela histórica más reconocidos del panorama literario internacional. En el capítulo anterior de la saga, Tirano. Juegos funerarios, los gemelos Sátiro y Melita, herederos de un próspero reino a orillas del mar Negro, son obligados a exiliarse tras el asesinato de su madre a manos de Herón, un antiguo camarada de su padre.Ahora Herón gobierna el reino que les pertenece, pero no sabe que Sátiro y Melita se han endurecido en las batallas libradas por los sucesores de Alejandro Magno. Esta vez, en cuanto reúnan sus fuerzas nada ni nadie les impedirá planear su venganza.

Uf...creo que la última vez que batallé tanto para terminar un libro fue hace algo así como dos años, con Ana Karenina, aunque las razones fueron diferentes. El problema que he estado teniendo desde hace dos semanas es que no tengo tiempo, no puedo creer que YO diga eso sobre leer. Y es que es de dormir o leer. Aún así aquí estoy escribiendo e intento mantenerme al día con las poquísimas secciones del blog. Por suerte pronto tendré dos semanitas de vacaciones.

Como sea, el tema de la entrada no es mi vida, si no El rey del Bósforo. Además de mis obligaciones escolares, también tuve problemas normales con este libro. Como ya dije en la reseña de Juegos funerarios, no logro sentir la más mínima empatía con los protagonistas, los gemelos Sátiro y Melita.
Sátiro no esta tan mal, se muestra muy indeciso y hasta un poco incoherente, porque a veces es el colmo del orgullo y otras aparece apaleado, pero en lo que cabe está bien. Más considerando que se supone que es un joven atrapado por las expectativas de los demás sobre él, ya que es hijo del legendario Kineas y pesa sobre sus hombros la recuperación del reino que heredó de sus padres.
  Melita es harina de otro costal, sobre ella también recaen expectativas muy duras, porque tiene que llenar el espacio que dejó Srayanka, su madre. Sólo que fue criada como una doncella griega y su experiencia sakje fue durante la infancia, mientras que Srayanka se crió con los guerreros en el mar de hierba. Pero ese no es el problema. Lo que no me gustó de Melita fue que se me hizo cada vez más falsa. Primero obsesionada con tener un papel más masculino y a la vez con seducir a todos los hombres que la veían, porque era muy bella. Luego su manía con su atractivo se esfuma y lo sustituye con una especie de obsesión por emular a su madre, pero sufriendo porque descubre que ser un líder es más amargo que dulce.
Algo parecido ocurre con Sátiro. Podría decir que lo entiendo, pero no me gusta que  los protagonistas tengan esa actitud.
En fin, los únicos personajes nuevos son los piratas y no se les da mucha importancia, sólo en lo que cabe respecto a la experiencia de Sátiro. Lo mismo para los viejos personajes de la saga; Coeno, Safo Diodoro, Eumenes - si no me equivoco, lo confundo con el villano -, León, Urvara, Ataelo, Samahe...todos siguen igual. Igual de puestos en el fondo. Sí participan y sí son importantes para la historia, pero por algún motivo sentí que no se les prestó atención. La única que tuvo un drama que se trató mucho fue Nihmu, pero fue un drama tonto e innecesario, que al final acabó en nada.
Osea que no me siento satisfecha con los personajes.

Pero la trama se sigue manteniendo, en este libro también hay acción a cada momento, nunca baja en ese sentido. Y para poder mantener un libro así se necesita mucho trabajo.
Una parte gruesa de la historia fue la vida naval de Sátiro, en donde Christian Cameron nos habla mucho sobre las partes y el funcionamiento de los barcos, su gobierno, las maniobras y la organización necesaria para llevarlas a cabo. Como soy curiosa eso fue bueno para mí, a pesar de que no puedo decir que haya aprendido alguna cosa.
Sobre la guerra en tierra no hay muchas novedades, porque Sátiro y Melita están muy lejos de ser lo que Kineas o Srayanka eran, aunque Sátiro tuvo sus momentos. No es tan cierto, porque sí hay partes del libro en las que la milicia terrestre -por decirlo de alguna manera- es la protagonista.

En fin, creo que ya me estoy yendo por las ramas. Lo que intento explicar es que es un libro muy grande para las páginas que tuvo, por eso de algún modo fue bueno que tardara tanto leyéndolo. Sin embargo, como sentí tan poco a los personajes la trama tampoco se pegó a mi cerebro. Es como si sólo recordara a Sátiro creyendo que es cobarde y a Melita tratando de ser salvaje. No es un mal libro, sí hubo momentos en los que estaba enganchada y situaciones que me emocionaron mucho, es sólo que no supero a los gemelos.
Por eso y porque se supone que estoy trabajando, dejaré aquí la reseña.

En resumen, El rey del Bósforo fue para mi una novela muy larga, sobre todo porque no acabo de conectarme con los protagonistas. Con todo, es una buena serie y espero continuar con ella pronto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯