viernes, 29 de enero de 2016

Offtopic [#2] Mi odio hacia 'Dulce rescate'

¿Por qué Dulce rescate es la razón por la que no me gusta el género "romántico"?

Título original: Guardian Angel
Autor: Julie Garwood


Sinopsis: El pirata Pagan, capaz de las más grandes atrocidades, es al mismo tiempo un ídolo para los pobres, con quienes comparte los tesoros que roba a los ricos. El marqués de Cainewood promete vengar a su hermano, muerto a manos del malvado pirata. Con el fin de trabar relación con el asesino, comienza a frecuentar las tabernas preferidas por los de su calaña. En uno de esos antros conoce a Jade, una belleza de rizada cabellera y ojos verdes que, acosada por unos asesinos, recurre a él confundiéndolo con Pagan. A partir de entonces, se creará entre ambos una extraña relación, y el marqués sucumbirá a los encantos de la alocada joven, hundiéndose en un abismo de pasiones y desenfreno...

Lo primero que voy a hacer es aclarar que esto es mi opinión personal, si a alguien le disgusta algo de lo que diga o se ofende, pues discúlpenme pero así me siento y es bienvenido en los comentarios. Se vale estar en desacuerdo. También quiero aclarar que aunque hablo en general, sé que hay libros de romance que sí son buenos. He leído unos cuantos de esos.

Había estado negando que este libro pasó en mi vida, no subí mis progresos a Goodreads, no le tomé fotografía para Instagram -y eso que consideré tapar al mono ese con un marcapáginas-, ni dejé que nadie me viera leyéndolo. ¿Y saben qué es lo peor? Según yo era parte de mi reto de lectura de RNR. Ni modo que dejara que me venciera un reto, así que me forcé a terminarlo. ¿Cuál era el libro que  es del reto? El rescate, de la misma autora. Estoy hecha una furia total. No sé cómo fui capaz de sacarlo de la biblioteca sin haber confirmado mi lista, ya me había pasado una vez.

Al principio esto iba a ser una reseña, pero decidí que sería mejor para mi corazón sacar todo mi odio hacia el género usando ejemplos de este libro en específico.

Verán, repito sin control que no soy fan de eso que llaman "género romántico", pero ya me estaba reconciliando con él después de un par de buenas lecturas. Todo para que venga este intento de historia a destruir todo. Llené el libro de post-its marcando las cosas por las que tuve que dejar el libro para calmarme. Por favor, no cometan mi error. No lean libros malos, matan el alma y la envenenan.

Comencemos con este teatro. La primera cosa es la más obvia, odio con toda mi alma el insta-love. En este libro los protagonistas se conocen una noche y a la mañana siguiente el hombre ya estaba perdidamente enamorado de ella y estaba convencido de que "va a ser suya" pase lo que pase. Porque no, no creo en el amor a primera vista. Es ridículo. Es comprensible que dos personas se sientan atraídas, que se lleven bien y todo eso. Pero de ahí a decir que son almas gemelas o cualquier cosa así...pues ya no me gusta.
Lo peor es que este parásito literario no es exclusivo de la novela "romántica", abunda en todos los géneros. Y es francamente ofensivo, la única explicación posible es que el autor tenía flojera de hacer que sus personajes se enamoren. Es infinitamente más fácil fingir que se enamoran automáticamente, al fin que la bola de burros se la creen y piensan que es hermoso, aunque los personajes ni siquiera se lleven bien.

Jade es la protagonista femenina, tiene memoria fotográfica, "una lujuriosa cabellera castaña", ojos como esmeraldas cuando se enoja y sabe abrir cerraduras. Fuera de eso, solamente le trae unas ganas de muerte al protagonista. En su primera aparición un tabernero, que nunca vuelve a aparecer en la novela, la describe como un "ángel que ha ido a visitarlos". Y esa es otra cosa mala de la típica novela romántica: la protagonista es demasiado hermosa para ser real. Cada vez que un nuevo personaje hablaba de ella decía lo mismo: que tendrían que haberle cortado la cara porque era demasiado bonita.
Caine es el protagonista masculino, y pertenece al rebaño de machotes típicos de éstas novelas. Es alto, musculoso, moreno, brusco, etc. La autora también se empeña en describirlo como "lógico y meticuloso", pero como si eso no fuera insulto suficiente, hacia el final de la novela escribe esto:

Tendría que ser abogado-pensó Jade-. Es tan lógico, tan inteligente...

Tan lógico, tan inteligente... Tanto así que descubre que el villano es una mujer porque se molestó por el apodo que le pusieron.

-¿Recuerdas que, en una de las primeras cartas, cuando les otorgaron los nombres secretos, Hielo admitió que ese nombre le había disgustado mucho? Ese comentario despertó mi curiosidad. A pocos hombres les habría importado, pero a una mujer sí, ¿no crees?

Ese aspecto de la dinámica entre los protagonistas me molesta muchísimo. Entiendo que dos personas se admiren, pero Caine se la pasa admirando la belleza de Jade y Jade se la pasa admirando la inteligencia de Caine, eso o su carácter. Pero eso no es todo, Caine no sólo es lógico, también es incoherente. Vaya sorpresa, ¿no?
En una parte del libro se quedan en casa de un amigo de Caine, les dan habitaciones separadas -obvio- y la escucha estornudar. Su reacción fue irse a meter a su cuarto, con la excusa de que tal vez tendría frío. Como dictan los mandamientos de la "novela romántica", la encontró desnuda en su cama. Luego de que se pelearan y la amenazara con acostarse con ella, le prometió que no la tocaría hasta que ella quisiera. Naturalmente, esa fue "la promesa más bonita que le habían hecho jamás". Insistió en dormir con ella, pero esperen, esta es su "lógica":

En ese momento, la rodilla de la joven cubría la palpitante erección de Caine. Por deferencia al pudor de la joven, había dormido con los pantalones puestos

En ningún momento aclara la época en la que ocurre, pero por lo que más quieran, ¿cuándo se ha considerado pudoroso meterse en la cama de una extraña? A la fuerza, luego de haber entrado en su habitación a hurtadillas. Pero claro que se dejó los pantalones. 
También es muy frecuente que la amenace con su destino:


Jade se sintió más alterada que nunca. Caine se echó hacia atrás y la miró a los ojos.
-Jade, ya es hora de que comprendas que serás mía.
-Yo no pertenezco a ningún hombre, Caine, y es hora de que lo entiendas.
Pareció furioso, pero en un instante, la expresión de Caine se suavizó: otra vez estaba presente el dulce protector. Jade casi suspiró de alivio.


Caine no estaba dispuesto a tolerar una negativa, quería que Jade lo aceptara. ¡Por Dios, no pensaba salir de esa cama hasta que lo lograra! La acostó de espaldas y apartó los muslos de la mujer con una rodilla. Sujetó las manos de Jade sobre la cabeza de ella y aplastó su pelvis contra la de la muchacha.
-Mírame-le exigió. Cuando le obedeció, dijo-: lo que acabamos de compartir no puede deshacerse. Ahora eres toda mía. Acéptalo, Jade, y será muchísimo más fácil para ti.


Caine se alejó de la puerta y se encaminó hacia la muchacha y, de inmediato, ella retrocedió.
-No te me acerques. No quiero que vuelvas a tocarme otra vez.
-En ese caso, serás desdichada el resto de tu vida, Jade, pues estaré tocándote todo el tiempo.


Se supone que el problema a resolver en este amorío es que Jade no quiere quedarse con Caine, porque le tiene miedo a las relaciones. Y al parecer es completamente romántico que Caine la force a no dejar su casa, que anule su voluntad imponiéndose físicamente y que ignore sus opiniones y deseos.


-No, mi amor: lo eras. Pero eso se terminó. Se producirán ciertos cambios Jade.
-Imposible. Nunca serás capaz de hacer tantos cambios, Caine: eres demasiado rígido.
-¡Me refería a ti!-gritó Caine-. Tú serás la que cambiará.
-No lo haré.
-Lo harás. Dejarás todo eso de lado, Jade.
-¿Por qué?
-Porque yo no lo toleraré, por eso.
Jade no quería entender

Jade tampoco quería entender cuando la forzaron a casarse con Caine.

En primer lugar, Jade pronunció sus votos, en una ruptura de la tradición que impuso Caine. Mientras los repetía, Caine no apartaba la mirada de la novia, pero dejó que Jade mantuviese la vista baja hasta que llegó al final de la letanía. Luego le alzó la barbilla y la obligó a mirarlo.
¡Tenía una expresión tan temerosa, tan vulnerable...! Los ojos le brillaban de lágrimas. ¡Cuánto la amaba! Ansiaba darle el mundo, pero antes tendría que ganarse la confianza de la muchacha.

La verdad es que ya ni siquiera estoy enojada, es demasiado ridículo para tomarlo en serio. Les juro que se supone que ese par de personas están enamoradas. Sobretodo, se supone que Caine es el "ángel guardián" de Jade. Ojalá no me toque nunca uno de esos ángeles guardianes violadores y narcisistas
Sólo me quedan un par de post-its en el libro. El primero es una parte que me pareció ofensiva, porque Caine y un amigo suyo se hablan a medias en presencia de la esposa del amigo -Cristina- y de Jade. Cristina le comenta a Jade que parece que se hablaran en otro idioma, porque no entiende la conversación. Jade hace gala de su inteligencia explicándole a Cristina que lo hacen para no preocuparla, Cristina le pregunta si entiende y ella le dice que obviamente Caine quiere que Lyon-el esposo- investigue a unas personas. Obvio que nadie espera que las mujeres entiendan algo.

El último es una escena en donde el mayordomo se pone a secarle el pelo a Jade. No sólo es ridículo esperar que un mayordomo haga de doncella, si no que el personaje en cuestión ni siquiera es un mayordomo normal, tiene el ego del tamaño del continente. Se sienta a cenar con ellos, le ordena cosas a los papás de Caine-que son duques-, es grosero y le roba la comida a su señor. Es tan ilógico, que llega al grado de publicar en los periódicos un episodio vergonzoso sobre Caine. ¿De dónde diablos sale un sirviente así?
Yo supongo que la autora quiso fingir que era el Alfred para su Batman, pero ni siquiera las versiones más burlonas de Alfred se comparan con Sterns. Si hasta estuvo presente en el parto de Jade y se llevó a su hija a bañarla. Mandó a Jade a abrir la puerta porque él se tenía que quedar cuidando una habitación. Y se supone que Caine tiene una mega-mansión, el servicio de esa casa tenía que ser muy organizado y muy grande. Pero sólo sale una cocinera, Sterns y los encargados de los caballos.

Por último, como no es posible que Julie Garwood nos deje con el misterio, todo termina con un final feliz.

Por fin, Caine quedó libre para cumplir su otra promesa a Jade. Se dedicaron a vivir una vida apacible los dos juntos.
Y, tal como había predicho, vivieron felices por siempre jamás.

Luego de ésto narra el parto de Jade y fin. Si alguno de ustedes frecuenta la novela romántica, por favor dígame que este libro es la excepción y no la regla.
Angie

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯