martes, 12 de enero de 2016

Reseña de: Christine

Título original: Christine
Autor: Stephen King
Traducción: Adolfo Martín
Libro: Autoconclusivo
Formato: Tapa blanda
Páginas: 590
Género: Ficción, Terror


Sinopsis: El oscuro protagonista de esta novela es un automóvil marca Plymouth de 1958 llamado Christine, un superviviente de un tiempo en que la gasolina era barata y el rock and roll marcaba el ritmo de la época. Arnie Cunningham está dispuesto a conseguirlo a cualquier precio. Y lo logra. Pero mientras trabaja en la ardua tarea de restaurarlo, el coche da muestras de una terrible vida propia. ¿O es sólo su imaginación? Dennis, su mejor amigo, así lo cree pero la gente muere en las oscuras calles y avenidas de Luberyville. Y llega un momento en que Dennis ya no puede negar la aterradora verdad: Christine está vivo...

Recuerdo que hace muchos años vi la película con mis amigas, en una pijamada. Y recuerdo que la vimos porque era demasiado ridículo para ser verdad. También con ellas vi Eso -It-, así que en realidad mi primer encuentro con Stephen King no fue durante un momento de seriedad. Con todo, lo que recuerdo de la película fue muy diferente a lo que leí en el libro. Por poner un ejemplo, -no teman, no pasa en el libro- en la película recuerdo que Christine encerró a alguien en su interior y luego de alguna manera metió gas para ahogarlo. Eso, obviamente, no tiene ningún sentido. Y me alegró mucho que en el libro no pasaran esas cosas. Lo que sí se me hizo molesto fue la forma en que Christine actuaba.
Pero bueno, hay que ir en orden, lo primero son los personajes: el protagonista es Arnie porque él compró a Christine. En su caso noté la mano de Stephen King por la forma en que la personalidad de Arnie cambia, no es fácil hacer que un personaje cambie tan drásticamente - diría que es imposible si no fuera por este señor-. Arnie pasa de ser el típico buen chico: tímido, sumiso y bien portado, a algo totalmente diferente. Tiene arranques de ira, es incoherente, mentiroso y sobre todo, se siente la tensión bajo su fachada. No sé por qué en todos los libros de Stephen King alguien se vuelve loco, pero vaya que le sale.
El otro protagonista es su mejor amigo, Dennis. Dennis es el narrador de la historia, aunque a veces se introducen fragmentos desde la perspectiva de otros. Dennis no me gustó tanto porque se me hizo muy simplón, él es jugador de fútbol americano y en general es de esos muchachos que pueden ver en las viejas películas americanas, es simpático y sociable, pero no cruza la línea a ser "un rebelde". Y pues su personaje no avanza más allá, no es que sea un mal personaje, pero su función es la de ser testigo.
La protagonista es Leigh. Ella se hace novia de Arnie en algún momento del libro y se une a la paranoia de Christine porque se siente incómoda cuando sube, además es víctima de algunos de los despertares de Christine. Leigh es la contraparte femenina de Dennis, porque si piensas en una adolescente americana de los 80's te sale ella.

Por último, LA protagonista real del libro es Christine, un Plymouth Fury de 1958 -si recuerdo bien-. Nunca se nos dice cómo diablos es que Christine es capaz de manejar sola, es más, se insinúa que no es el auto el que hace todas esas cosas, sino una especie de fantasma malvado. El hecho es que hay unas cosas bien raras sobre Christine, como que los pasajeros notan un olor a podredumbre debajo de los olores normales en un automóvil.

Mi problema con Christine es en realidad un problema con la trama, porque el hecho de que fuera el auto el que "actuaba" en algunas de las escenas me sacaba totalmente de la historia. Por decir algo, había momentos en los que estaba pegada a las páginas, víctima del estrés del momento, y de pronto resultaba que Christine chocaba algo o lo que sea. Y es que no sé qué más se supone que haga un auto, lo único que puede hacer es avanzar, girar y retroceder. Pero así y todo se las ingenia para perseguir gente a lugares remotos, hacer destrozos, quedar hecha pedazos y luego irse tan campante. 
Momentos así no faltan en el libro y cada uno de ellos me desesperó. No es posible que un auto llegue y rompa todo, para después irse y tantán. Entiendo que la policía no tiene por qué vigilar un auto, sólo en un libro de Stephen King el auto es el criminal, pero igual es chochante leer escenas con una violencia tan...no-pensante. Me sacaba de contexto y eso le restó diversión a la lectura.

Fuera de eso no tengo comentarios malos acerca de Christine, la evolución de Arnie me gustó mucho y el resto de los personajes fueron consistentes, a pesar de que a comparación con Arnie son estáticos. Además de que tienen sentido. Lo malo es que la novela gira en torno al fenómeno de Christine y como "ella" no me gustó...

En resumen, Christine parte de una idea que no me atrae para nada, pero la desarrolla de manera pasable y me gustó la forma en que los personajes están escritos. Arnie es un gran ejemplo de cómo volver loco a un protagonista.
Y a ustedes,¿se les antoja el libro?
¿Le darían una oportunidad?

Angie

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯