sábado, 15 de agosto de 2015

Reseña de : Leona

Título original: Leona
Autor: Celia del Palacio
Género: Ficción, Histórica


SinopsisObligada a guarecerse en una cueva como fiera perseguida, una mujer embarazada delira entre la fiebre y los dolores de su inminente parto. Las llagas en la cara, la oscuridad del cubil y la suciedad del cuerpo ocultan el esplendor de una vida llena de lujos, luces y libros. Embarcada en una lucha por sus ideales y su patria, desde las trincheras de los hechos y las palabras, la mujer se encuentra a punto del desmato. Se pregunta cuál ha sido su papel en todo ello, cuál es su aportación: ¿Quién es Leona en realidad?
Celia del Palacio nos sumerge en esta aventura apasionada y nos revela a uno de los personajes fundamentales -y dejados en el olvido- de la Independencia de México: Leona Vicario, una mujer que jugó un papel decisivo en un momento crucial de la historia del país, al organizar el correo de los Insurgentes y renunciar a vivir entre la clase más privilegiada de la Nueva España para que fuera posible el sueño libertario de una nación.
Narrada con agilidad, esta novela va de las fiestas de sociedad colmadas de vestidos de seda, encaje y pedrería, a los feroces interrogatorios de la Inquisición, el encierro y la huida de Leona, en la continua afirmación de sus ideales irrenunciables. Gracias a una documentación exhaustiva, se abunda e los aspectos más desconocidos de la vida de la heroína y de personajes como Vicente Guerrero, Agustín de Iturbide, Nicolás Bravo, Antonio López de Santa Anna y Andrés Quintana Roo, el gran amor de su vida.
Si esa mujer refugiada en una cueva se preguntaba quién era ella realmente, Celia del Palacio ha logrado, con Leona, contestar a esta pregunta de forma rotunda y cautivante.
Es realmente difícil para mi hablar sobre este libro, porque me duele que haya sido tan malo. Tal vez recuerden que estaba emocionadísima porque tenía una moneda de Leona Vicario y luego encontré un libro sobre ella. Y es que no es un personaje muy popular, mucho menos populares son las novelas sobre ellos. 
Además de que la autora es doctora en historia, yo esperaba un relato muy vívido y preciso. Lo que obtuve fue una novela con datos distribuidos de cualquier manera, puestos prácticamente para darle realismo a un fanfic emocional sobre una mujer excepcional. Cayó de mi gracia, yo tenía a Leona Vicario en una imagen de persona discreta y valiente, dispuesta a ignorar 'su clase' por sus principios. La Leona de este libro es una histérica que no piensa bien.
Ok, eso es exagerado. Pero así me hizo sentir.


Creo que no diré mucho, porque sería irme a detalles que no es necesario mencionar. Para conservar la "plantilla" de mis reseñas empezaré hablando un poco sobre los personajes de este libro. El objeto de la novela es Leona Vicario, la obvia protagonista. Fue hace siglos y era normal que las mujeres no tuvieran un gran rol en el país, también obviamente esto no significa que no fueran personas fuertes. La intensión de Celia del Palacio fue enaltecer a Leona, describiéndola como una mujer incorruptible, decidida, versátil, sensible y fuerte. Al mismo tiempo que "bajó" a los demás. Por ejemplo, Josefa Ortiz de Domínguez aparece esporádicamente y se la pinta como una pobre mujer equis. Ella también fue muy importante, pero por ser la popular Celia del Palacio se desentendió de su aportación. Su caso se me hizo especialmente incongruente. Pero en fin, lo que me molestó del personaje de Leona Vicario fue su rigidez, obviamente no la conocí y no sé nada de su vida, pero eso no significa que vaya a tragarme que existe una persona así. Sé que es ficción, pero es también un libro que pretende hacernos saber la mujer que había detrás del personaje, no la versión caricaturizada.
En pocas palabras ese fue mi problema con todos los personajes del libro, no se sienten reales en ningún sentido, en ningún momento. Leona tenía dos "nanas" de origen indígena y se las pinta como un par de mujeres bobas que se la viven "rezándole a sus dioses paganos con nombres nuevos" y sirviendo chocolate o pulque. Si a Quintana Roo le decían algo en el congreso llegaba directito a su casa a escribir una carta bien enojado, en su escritorio de madera blablablablabla y llega una nana y le da chocolate. Leona se enojaba por todo y se desmayaba, seguido por alguna nana abanicándola y haciéndola oler sales. O bien, Leona Vicario y Quintana Roo se acostaban, perdón, "se amaban" hasta el amanecer y era super importante que lo supiéramos. Y no podían faltar las toneladas de situaciones en las que todo el mundo duda y trata de bajar a la realidad sus sueños, porque era necesario que cada diez páginas Leona repitiera que nada va a detenerla en su lucha por la libertad, ni perderá sus ideales.
Estas escenas sucedieron infinidad de veces. Ojalá las hubiera contado para darle más peso a mi crítica. Sus interacciones tampoco son creíbles, los diálogos eran simples guiones

Y hablando de guiones. Esto es una novela histórica, por lo tanto hay muchos detalles que se respetaron. Sólo que se mencionan y se olvidan. Leona Vicario está hablando con alguien más de cómo está decidida a hacer todo por la libertad y al siguiente párrafo sale que se murió no se quién, que sucedió la batalla esta o que no sé quién fue elegido presidente. Después volvemos a Leona luchando por sus derechos/bienes o remodelando una casa o teniendo una conversación con alguien que pretende limitarla.
También la sinopsis fue engañosa. Hace mucho énfasis en algunos hechos y en el libro en sí no fueron importantes. Menciona que dio a luz en una cueva, y sí fue así, pero aborda el tema y lo deja de inmediato. También menciona "los feroces interrogatorios de la Inquisición" y en el libro se limita a decir que le preguntaban los nombres de sus aliados y que ella se limitaba a decirles que no. Y fue todo. No me transmitió realmente el miedo que causaba la Inquisición, a pesar de que dijo mil veces que Leona estaba aterrorizada.
No sé cómo explicarlo. Se supone que fue una pieza vital para la causa, tendría que haber estado enterada de todo porque el correo pasaba por sus manos, ¿pero no actúa en consecuencia? 
La autora se concentró en todo menos en eso. Como ya dije, abundan las escenas cotidianas. Su adoración por Telémaco. Ella comiendo pan con chocolate, mole o cualquier otra cosa. Tomando el té mientras recibe a alguien que la hace enojar y se desmaya. O describe su vestuario, sus muebles o sus propiedades. O su vida amorosa con su esposo. Y es todo, la limitaron a esto. Porque esas rabietas de "yo no voy a desistir de mis ideales" no cuentan. Da lo mismo que si yo le digo a todo el mundo que mido seis metros y que lanzo rayos por los ojos.

En fin, tengo muchas quejas arbitrarias. Lo bueno es que la autora es historiadora y se nota que se esforzó por conseguir información sobre un personaje medio olvidado. Aunque rellenara el resto de una forma frívola y sin mucho sentido. Entiendo que el objetivo era darnos los antecedentes para comprenderla, pero yo creo que se perdió en los detalles. ¿Era necesario que describiera cada maldito mueble de la casa? No me importa si escribía sus cartas en un "pequeño escritorio de laca negra decorado con florecillas de colores".


En resumen, con Leona la autora prometió más de lo que vendió. Hay mucha información, pero no se le da importancia. En cambio se concentra en los romances y la "fiereza" del personaje histórico, con lo que consiguió que me resultara vacuo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯