domingo, 13 de marzo de 2016

Reseña || {Percy Jackson y los dioses del Olimpo V} El último héroe del Olimpo

Título original: Percy Jackson and the Olympians V: The Last Olympian
Autor: Rick Riordan
Traducción: Santiago del Rey
Libro: 5/5
Formato: Tapa blanda con solapas
Páginas: 352
Género: Fantasía, Juvenil, Mitología


Sinopsis: *SPOILERS DE LIBROS ANTERIORES*Los mestizos han dedicado mucho tiempo a prepararse para la batalla decisiva contra los titanes, aunque saben que sus posibilidades de obtener la victoria son mínimas. El ejército de Cronos es ahora más formidable que nunca y, con cada dios y cada mestizo que logra reclutar, aumentan los poderes del maligno titán. 
Tras fracasar en un primer intento de detener en alta mar las arrolladoras huestes de Cronos, Percy Jackson y los olímpicos se esfuerzan por mantener a raya la furia desatada del monstruo Tifón. Y cuando Cronos ordena el avance definitivo hacia Nueva York, donde el monte Olimpo, en lo alto del Empire State, se encuentra prácticamente indefenso, pararle los pies al implacable Señor del Tiempo dependerá exclusivamente de Percy y su pequeño ejército de jóvenes semidioses.

En esta entrega final de la serie, la profecía largamente anunciada en torno al decimosexto cumpleaños de Percy se hace por fin realidad. Y mientras en las calles de Manhattan se libra una despiadada batalla por la civilización occidental, Percy abriga la terrible sospecha de estar luchando contra su propio destino.
Dando click podrán ver las reseñas disponibles en el blog
*Probablemente la reseña tendrá spoilers de libros anteriores*

Ésta es una saga caracterizada por la velocidad de los acontecimientos, una cosa que me pasó (por los retos) fue que a veces quería volver a leer un fragmento y no lo encontraba. Verán, en el primer par de libros un problema "grave" es que hay un índice al comienzo y los títulos de los capítulos eran MUY descriptivos. Así que cómodamente podía ir al índice y sabía perfectamente a cuál capítulo ir gracias al título. En los libros siguientes ya no fue así, y en este mucho menos. Hay muchísimas cosas ocurriendo, y varias pistas de libros anteriores se condensan en éstas páginas.

Dicho eso, comenzaré la reseña diciendo que me gustó, pero no me dejó del todo satisfecha. Sé que hay un par de libros que son intermedios en esta saga, pero el final me dejó con la impresión de que le faltaron unas cuantas páginas. Los últimos capítulos son algo así como una recapitulación sobre cómo siguieron sus vidas cotidianas luego de la batalla; no sé, nunca me he llevado bien con ese estilo de narración.

Y no es que sea un mal cierre, la profecía y todo lo relacionado a ella se explica. La solución "al problema" tuvo su gracia y hasta puedo decir que me gustó cómo Rick Riordan jugó con sus palabras...pero es muy obvio que quedan mil cosas por delante y no sé si estaba lista para cerrar el capítulo de Percy. Como siempre, esa sensación de que no me sorprendí puede deberse a que leí El héroe perdido antes que toda esta saga y hay un par de detalles importantes que yo ya conocía. Pero bueno, es cosa de pasarse a la saga siguiente y ver qué más me espera.

Hablemos de los personajes. Percy y Annabeth se están haciendo mayores y su pequeña historia me gusta mucho, a pesar de que no se le pone tanta atención porque es más importante salvar al mundo.
En este libro Annabeth deja salir su lado más frágil, ya no es tan controladora y se preocupa mucho por la seguridad de sus amigos, también vive una especie de lucha entre sus sentimientos "actuales" y los que regían su vida en el pasado. Percy, no sé en qué momento exacto dejó de ser un niño de 12 años. Sí sigue siendo impulsivo e inmaduro en algunos sentidos, también muestra la torpeza que le corresponde a un niño de 16 años. Pero también se siente más crecido, no sé cómo explicarlo. Es uno de esos personajes que puedes creer.
El que no me gusta es Nico, creo que ya hablé un poco de él en el libro anterior. En éste creo que tiene 12 años, pero hay ocasiones en las que su actitud es más...¿mayor? que la de Percy. Para mí gusto Rick Riordan se pasó un poco con lo de hacerlo diferente por ser hijo de Hades, porque entiendo que hablaba con los muertos y todo eso...pero los muertos en estos libros no son tan diferentes a los vivos; y sí, entiendo que estaba solo...pero es que nada más no acabo de sentirme cómoda con este personaje. Cada vez que aparecía era mayor que Percy en mi imaginación, no puedo concebirlo como alguien menor de 17.
Otro personaje relevante para la historia (actual y futura, por lo que sé) y del que no he hablado antes es Rachel Elizabeth Dare.


Asentí, no me gustaba hablar de ello, pero Rachel estaba al corriente. A diferencia de la mayoría de los mortales, ella podía ver a través de la Niebla: el velo mágico que distorsiona la visión humana. Había visto monstruos y conocido a algunos de los demás semidioses que combatíamos contra los titanes y sus aliados. Incluso había estado presente el verano anterior cuando el señor Cronos, despedazado durante siglos, se había alzado de su ataúd con una nueva forma terrible. Y se había ganado para siempre mi respeto cuando le lanzó al malvado titán un cepillo para el pelo y le dio en todo el ojo.

Ella también es un poco confusa para mí, porque no se habla mucho de su persona en los libros anteriores. Creo que apareció por primera vez en el tercer libro, pero sólo es un extra que ayuda a Percy a escaparse de unos monstruos. Luego se encuentran en la escuela y de ahí en adelante se hacen amigos. Pero realmente no se habla mucho de Rachel más allá de que ve a través de la Niebla y de que tiene problemas con su papá. Si fuera un personaje secundario más, pues a nadie le importaría no saber si sigue yendo a la escuela o si vive en la calle. Pero cobra importancia en este libro y creo que será un personaje "central" en los siguientes libros, por eso creo que faltó un poco más de atención con este personaje. Además estaba involucrándose sentimentalmente con Percy, y ya sé que esta saga no tiene romance, pero merecía más palabras.

Ahora, sobre la trama no tengo mucho más que agregar a lo que he dicho de los libros anteriores. Ya dije en la reseña de La batalla del laberinto que la historia se estaba tornando más seria y siguió en esa línea en El último héroe del Olimpo. Las aventuras de Percy ya no se tratan sobre jugar a capturar la bandera en el Campamento Mestizo, sino que los semidioses y los dioses están en plena batalla para detener a Cronos.
Sin embargo no dejan de asomarse esas pequeñas muestras del famoso humor de Rick Riordan.

[...] Estaba disolviendome en aquel líquido. Vi algunos rostros - Rachel, Grover, Tyson, mi madre -, pero se desvanecían de inmediato.
"Percy-decía mi madre-, te doy mi bendición".
"¡Ten cuidado, hermano!", me suplicaba Tyson.
"¡Enchiladas!", gritaba Grover. No entendí a qué venía eso, y la verdad es que no me ayudaba mucho.

O la Señorita O'Leary teniendo diálogos en los que sólo dice "¡Guau!". O que Dioniso le dice a Percy: ¡debes salvar el Olimpo, Pedro!

Pero detrás de todas esas tonterías también toca temas más sensibles. Se critican algunos aspectos de la sociedad occidental y el comportamiento tan exagerado de los dioses es una especie de burla a esas características de nuestro mundo. 
Además, no le he dado su lugar por algún motivo, pero hace tiempo, en la reseña de alguien más, vi que mencionaba la relación que Percy tiene con su mamá. Hasta ese momento no la había dado por extraña, porque nunca se me había ocurrido pensar que los problemas familiares son muy usuales en "el género". No tiene que ser una batalla en plan "¡te odio madre!", pero siempre hay cositas. Y es que siempre son niños de 14-17 años, y lo típico es que los adolescentes discutan con sus papás.
Pero Percy tiene una relación increíble con su mamá. Ella siempre ve por su bien (como todas las mamás, en teoría) y hace lo posible por apoyarlo, aunque "su condición" lo arrastra a ponerse en peligro en cualquier momento. 

Durante años habíamos tenido una especie de chiste privado a propósito de la comida azul. Era mi color favorito, y ella se tomaba un montón de molestias para seguirme la corriente. Todo lo que hiciera falta para que mi pastel de cumpleaños, mi cesta de Pascua y mis chucherías de Navidad fuesen azules.

Ésta relación fue más notoria en este libro, porque la mamá de Percy hace algunas cosas atrevidas con tal de asegurarse de que Percy estaba bien. También los dioses mostraron una faceta más paternal, y creo que la razón es que Rick Riordan quería introducir un cambio drástico en el funcionamiento de su mundo*SPOILER* Porque luego de salvar el mundo Percy rechaza convertirse en un dios y prefiere forzar a los dioses a prometer que van a reconocer a todos sus hijos, con la idea de que fue ese "descuido" lo que llevó a los mestizos a prestar su apoyo a Cronos. *FIN DEL SPOILER*

No sé qué me resta por decir. El final fue abierto en el sentido de que en su momento fue obvio que Rick Riordan tenía planes de seguir escribiendo sobre éste mundo que creó (ahora ya existen esas sagas), pero cerró el capítulo de Percy. O más bien, la saga de Percy Jackson y los dioses el Olimpo trató sobre una profecía y con El último héroe del Olimpo los eventos ligados a ella terminaron.
Ahora, tampoco voy a decir que quedé bailando y tirando rosas con el desenlace de todo este asunto con Cronos. Me recordó terriblemente a "la solución" que se sacó de la manga Christopher Paolini para vencer a su villano. El problema es que a veces los autores ponen tanto esfuerzo en hacer que sus antagonistas sean tan poderosos que luego no hay forma de derrotarlos "a la antigua"; y luego hay de dos sopas: se inventan que el protagonista encontró milagrosamente un arma/habilidad/debilidad-del-malo que le permite superarlo, o bien, hay alguna solución moral. En este libro hubo una de esas "soluciones morales" y no me dejó satisfecha. Encajó perfectamente con la famosa profecía y es un buen ejemplo sobre cómo salirse un poco del libreto, pero no acaba de gustarme.


En resumen, El último héroe del Olimpo es un final de saga muy bueno. El desarrollo de los personajes me gustó mucho y la forma en que la trama progresa tuvo la velocidad exacta para cerrar. A mi me dejó con ganas de volver a este mundo.
Y a ustedes, ¿se les antoja el libro?
¿Lo han leído?
Angie

4 comentarios:

  1. Yo me he quedado en ekl segundo y no sé si seguri, porque se me hacen muy pesados y no me apetecen nada
    me da que no es mi saga
    un beesito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Hasta el tercero no tienen la gran cosa, pero de ahí en adelante mejoran mucho. Yo la tuve fácil porque los pedí todos de la biblioteca y los tres primeros los leí prácticamente uno detrás del otro :P

      Nos leemos :D

      Eliminar
  2. Realmente nunca me había detenido a pensar en todo lo que dijiste en tu reseña. Esta saga es mi favorita de todos los tiempos y Percy es mi personaje masculino favorito, también y le tengo demasiado cariño a los libros, así que simplemente los leo sin ponerme a criticar, pero tienes razón es decir que lo de Rachel pasó demasiado rápido, quiero decir, ella salió en el cuarto libro, casi la mitad de él, pero no era demasiado relevante. A mi tampoco llega a convencerme Nico todavía, y sí, es mucho más maduro que Percy.
    Pero en fin, ojala sigas con la serie que sigue por que es igual de genial, es duro dejar ir a esos personajes, pero siguen estando presentes en la siguiente saga.
    Un saludo xoxo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Sin querer me di un atracón de spoilers hace poco, no sé qué estaba haciendo en Instagram y me salió un fanart de 'Los héroes del Olimpo' (creo que sí es así la siguiente saga) y vi a los famosos siete héroes de la profecía XD
      Aún así tengo muchas ganas de seguir. 'El héroe perdido' lo leí el año pasado, pero creo que lo voy a releer antes de ponerme con el resto. Sólo espero a que los regresen a la biblioteca para ir corriendo por ellos, lo malo es que son muy populares y es difícil encontrarlos. La otra es comprarlos, pero el dinero...

      Nos leemos :D

      Eliminar

Todos tus comentarios son bienvenidos, siempre que sea con respeto.
También les dejo una selección de emojis, nunca se sabe cuándo vas a necesitar una pizza.
❤ ツ ✌ ✔ ✘ ♡ ☮ ★ ☕ ✿ ⚡ ♥ 😀 😁 😂 😃 😄 😅 😆 😇 😈 😉 😊 😋 😌 😍 😎 😏 😐 😑 😒 😓 😔 😕 😖 😗 😘 😙 😚 😛 😜 😝 😞 😟 😠 😡 😢 😣 😤 😥 😦 😧 😨 😩 😪 😫 😬 😭 😮 😯 😰 😱 😲 😳 😴 😵 😶 😷 😸 😹 😺 😻 😼 😽 😾 😿 🙀 🙈 🙉 🙊 🙅 🙆 🙇 🙋 🙌 🙏 ▸ 🎶 ⭐ 🌟 ✨ 🚨 ☝ ✋ ✌ 👎 👍 👌 👏 💔 💕 💖 💘 💢 💤 💥 💪 💩 🎁 💎 🍕 🍩 🍫 🐌 🐶 🐵 🎄 🎃 🎅 🌞 🔥 ❌ ❓ ❔ ❕ ❗ 💯